Actualizado 01/02/2021 13:34 CET

Borrell mantiene el viaje a Rusia pese a la detención de miles de manifestantes favorables a Navalni

El Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell
El Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell - Daina Le Lardic/European Parliam / DPA - Archivo

BRUSELAS, 1 (EUROPA PRESS)

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, mantiene el viaje a Rusia previsto para finales de esta semana pese a las detenciones masivas registradas este fin de semana en nuevas protestas por todo el país de partidarios del opositor Alexei Navalni.

"Los planes siguen en pie, como anunciamos la semana pasada. La oleada de detenciones y el uso de fuerza en Rusia es inaceptable y ha sido ampliamente condenada por la UE y sus instituciones y este es uno de los temas que Borrell quiere discutir con sus homólogos rusos", ha defendido este lunes en rueda de prensa el portavoz de Exteriores de la UE, Peter Stano.

La diplomacia comunitaria no considera cancelar la visita, programada del 4 al 6 de febrero, y defiende que será una buena oportunidad para abordar de primera mano con el Kremlin la crisis generada por la detención de Navalni y enviar un "mensaje fuerte" de los Veintisiete.

Otros asuntos sobre la mesa serán las acciones rusas en Ucrania, el pacto nuclear iraní y lo último con respecto a la pandemia, en la que será la primera visita de un responsable de Exteriores europeo desde 2017.

Sin embargo, los Veintisiete están divididos sobre la conveniencia del viaje. Mientras que países como Polonia, Finlandia y los bálticos han exigido nuevas restricciones contra Rusia y se han opuesto a la visita, otros como Alemania, Francia y España evitan hablar de sanciones y han cerrado filas con el viaje de Borrell.

"El Alto Representante no puede mantener contactos solo con quienes estamos de acuerdo, si no la UE no tendría diálogo con Irán, por ejemplo", han indicado fuentes diplomáticas francesas, que recalcan que lo importante es que la UE sea capaz de hablar claro ante actores como Rusia.

POSIBLE REUNIÓN CON NAVALNI

En este contexto, el Servicio de Acción Exterior de la UE ha anunciado que el jefe de la diplomacia se verá con representantes de la sociedad civil rusa. Pese a que no se ha concretado con qué líderes se reunirá Borrell, fuentes europeas señalaron la semana pasada a Europa Press que su equipo mantiene contactos con el entorno de Navalni con el objetivo de poder encontrarse con el opositor.

Este lunes, Stano ha confirmado los contactos y ha reiterado que el encuentro con la sociedad civil es una "piedra angular" de la visita del Alto Representante. En todo caso, ha evitado centrar toda la atención en si habrá finalmente una reunión con Navalni, al afirmar que la agenda del viaje "no se impone, sino que se acuerda" con las contrapartes rusas.

En términos generales, el viaje de Borrell busca relanzar las relaciones en medio del deterioro de los últimos meses, de cara a la cumbre de marzo en la que los líderes de la UE evaluarán la situación y apuntarán la línea para reconducir la situación.

El enésimo incidente con Navalni coincide con un punto especialmente bajo en las relaciones con Rusia, precisamente dañadas por el intento de asesinato del opositor en verano, que se produjo poco tiempo después de que Bruselas y Moscú chocaran por la crisis en Bielorrusia tras los comicios fraudulentos del 9 de agosto.

Para leer más