Bosnia.- Escapa de la cárcel Radovan Stankovic, condenado por torturas y violaciones durante la guerra de Bosnia

Actualizado 25/05/2007 20:16:53 CET
Actualizado 25/05/2007 20:16:53 CET

Bosnia.- Escapa de la cárcel Radovan Stankovic, condenado por torturas y violaciones durante la guerra de Bosnia

SARAJEVO, 25 May. (EP/AP) -

El criminal de guerra serbobosnio Radovan Stankovic, condenado por torturas y violaciones durante la guerra 1992-1995, ha escapado de la cárcel en la que se encontraba preso, en la localidad bosnia de Foca, según informó hoy la Policía.

"Hemos acordonado la ciudad, todas las carreteras dentro y fuera de Foca tienen barreras", explicó a la agencia AP una portavoz de la Policía, Danka Tesic. Al parecer, y según los medios locales, Stankovic se había quejado de que se sentía mal y mientras estaba siendo trasladado a un hospital huyó con varios cómplices. "Stankovic escapó justo delante del hospital", añadió Tesic.

Los medios de comunicación indicaron que cuando los guardias de la prisión estaban trasladándole, el vehículo fue interceptado por otro con matrícula desconocida y en el que viajaban sus cómplices. Después huyeron con Stankovic.

Stankovic fue condenado en noviembre de 2006 a 16 años de cárcel por la justicia bosnia, después de que el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) les remitiera el caso. Ex soldado del VRS, está acusado de esclavizar y violar a mujeres no serbias detenidas en Foca durante la guerra.

El caso de Stankovic es el primer veredicto de la Corte Estatal de Bosnia tras ser transferido desde el TPIY, ubicado en La Haya. Después de éste, ha estado transfiriendo otros casos de menor nivel para reducir la carga de procesos.

Stankovic, miembro de la unidad paramilitar en Foca, tomó parte del arresto de civiles bosnios musulmanes en la ciudad al principio de la guerra. Durante las detenciones, muchas personas fueron torturadas y asesinadas. Las mujeres fueron sometidas a trabajos forzados, malos tratos y violación.

En agosto de 1992, Stankovic instaló un centro de detención de mujeres en su propia casa y al que los soldados de la unidad se referían como 'el burdel'. Al menos nueve niñas y mujeres fueron retenidas en la vivienda y fueron asignadas a determinados militares, por quienes fueron violadas. La corte bosnia también concluyó que el propio Stankovic violó a al menos dos mujeres.