Bosnia/España.-Un ex militar del Ejército bosnio-croata, trasladado a España para cumplir la condena dictada por el TPIY

Actualizado 13/04/2007 21:49:32 CET

LA HAYA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ivica Rajic, ex comandante del Ejército bosnio-croata, fue trasladado hoy a España para cumplir la condena de 12 años de prisión impuesta por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

Rajic fue declarado culpable de participar en el ataque de octubre de 1993 a la localidad de Stupni Do, situada en el centro de Bosnia. Según la sentencia, él dirigió la operación en la que la ciudad quedó destruida y murieron 31 musulmanes bosnios, incluyendo mujeres, ancianos y niños.

El 23 de octubre de 1993, los altos mandos militares bosnio-croatas ordenaron a Rajic "poner en orden la situación en Vare (ciudad cercana al lugar de la masacre) sin mostrar misericordia a nadie". El mismo día, Rajic ordenó a sus tropas que acorralaran a los militares musulmanes en Vare y que les detuvieran.

Como resultado, las fuerzas bosnio-croatas arrestaron a más de 250 musulmanes en dos escuelas, operación durante la cual entraron por la fuerza en las viviendas, cometieron abusos contra los habitantes de la ciudad y les robaron sus objetos de valor.

El mismo día, las fuerzas bajo control de Rajic atacaron la población de Stupni Do y asesinaron deliberadamente a 31 musulmanes bosnios. Dos mujeres y tres niños que intentaron huir fueron tiroteados delante de su casa. Dos ancianas fueron encontradas calcinadas dentro de una vivienda y siete miembros de la misma familia --dos hombres, dos mujeres y dos niños de 2 y 3 años-- también fueron quemados.

Doce años después, el 26 de octubre de 2005, Ivica Rajic fue declarado culpable de estos delitos. Al escuchar la sentencia, en abril de 2006, declaró que le gustaría disculparse "ante las familias de la gente que ha sufrido" así como expresarles su arrepentimiento por la pérdida".

"Todas las víctimas se merecen la verdad y la justicia, y mi colaboración con la acusación es una contribución al establecimiento de la verdad y el reconocimiento de mi responsabilidad", manifestó Rajic en 2006.

El Tribunal tomó en cuenta la declaración del militar y le sentenció a 12 años de prisión. Ninguna de las partes apeló la decisión de la corte.