Publicado 19/07/2021 20:54CET

Bruselas presentará este martes su segunda evaluación del Estado de derecho en cada país de la UE

Archivo - Banderas de la UE
Archivo - Banderas de la UE - GUILLAUME PERIGOIS/UIMP - Archivo

BRUSELAS, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea presentará este martes su segunda evaluación del Estado de derecho en los países de la Unión Europea, en un momento en que cabe esperar señales de preocupación por la situación en Hungría y Polonia, contra los que Bruselas ha iniciado varios expedientes por poner en riesgo la independencia de sus jueces, pero también una nueva llamada a España para desbloquear la renovación del CGPJ.

Se trata de la segunda edición de un informe anual que Bruselas decidió poner en marcha para contar con una herramienta más en la protección del Estado de derecho que permitiera diagnosticar y actuar con antelación ante riesgos graves para la democracia y los derechos fundamentales en la UE.

La vicepresidenta del Ejecutivo comunitario, Vera Jourova, y el comisario de Justicia, Didier Reynders, presentarán los detalles del documento en una rueda de prensa al término del Colegio de Comisarios excepcionalmente adelantado al martes.

En el caso de España, el informe de septiembre de 2020 citaba como desafíos las demoras que sufren los procesos judiciales y la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), al tiempo que se hacía eco de las críticas y la "discusión" sobre la independencia del Ministerio Fiscal, teniendo en cuenta que al Fiscal General lo nombra el Ejecutivo y que no hay obligación de que las comunicaciones entre ambos sean públicas.

La urgencia por resolver el bloqueo del CGPJ es algo que preocupa a Bruselas porque no se han dado cambios desde entonces y el comisario Reynders ha aprovechado sus contactos tanto con el Gobierno como con la oposición para llamar a un diálogo que permita renovar el órgano de los jueces, mensajes que ha lanzado también en público.

El Ejecutivo comunitario insiste en la necesidad de desbloquear la situación para evitar que el CGPJ sea percibido como vulnerable a la politización y recalca que la renovación debe darse siguiendo los estándares europeos, en referencia a que los vocales sean elegidos por sus pares como recomienda el Consejo de Europa, organismo ajeno a la UE.

En todo caso, el análisis que Bruselas revelará este martes pondrá su acento en situaciones de riesgo grave para el Estado de derecho, por ejemplo por prácticas cada vez más frecuentes en los Veintisiete para interferir en la libertad de prensa o por reformas controvertidas para limitar la independencia de los jueces como ha ocurrido en Polonia y Hungría, países que mantienen un tenso pulso con la Comisión por las críticas de ésta a su deriva autoritaria y las reticencias de estos Gobiernos a hacer cumplir las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE.

Contador