Publicado 13/02/2022 17:04

Al Burhan recuerda a la ONU que solo es una mediadora y a EEUU que las sanciones "carecen de utilidad"

Archivo - El presidente de Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan
Archivo - El presidente de Consejo Soberano de Sudán, Abdelfatá al Burhan - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Consejo Soberano de Transición en Sudán, Abdelfatá al Burhan, ha avisado a Naciones Unidas que simplemente es un organismo mediador en el proceso de reconciliación en el país africano y no tiene derecho a presentar iniciativas unilaterales.

En su primera entrevista en la televisión estatal desde el golpe de Estado que lideró el 25 de octubre, Al Burhan ha avisado también a Estados Unidos de que "las sanciones o la amenaza de las mismas carecen de utilidad alguna" en el caso de que Washington decida imponerlas.

Estados Unidos está barajando la posibilidad de amonestar a la cúpula militar sudanesa, a cuyas fuerzas de seguridad se les achaca las muerte de casi 80 manifestantes por su represión tras el golpe de octubre, en el que Al Burhan decidió desentenderse de cualquier tipo de negociación con la sociedad civil que derrocó en 2019 al dictador Omar al Bashir.

"Washington están manejando información equivocada", se ha limitado a decir al respecto.

Ante el plan de reconciliación presentado el mes pasado por Naciones Unidas, el líder militar ha indicado que el enviado del Secretario General de la ONU, Volker Peretz, no es más que "un interlocutor que llama a todos al diálogo".

"Volker debe trabajar en la preparación del ambiente para las elecciones y esa es su principal tarea", ha asegurado durante la entrevista, recogida por el portal de noticias Sudan Ajbar.

Esta misma semana, los países que integran la 'troika' para Sudán, la Unión Europea (UE) y otros países occidentales han expresado su "alarma" por la detención de varios altos cargos opositores por parte de las autoridades militares de Sudán y han reclamado "el fin inmediato de estas prácticas" y la liberación de los arrestados.

Los detenidos son el exministro de Asuntos de Gobierno Jalid Omer Yusef y los antiguos miembros del Comité para la Eliminación del Empoderamiento Uagdi Salí y Al Tayeb Osman Yusef. Este último organismo, disuelto tras la asonada, fue creado para confiscar propiedades de personas cercanas al régimen de Omar Hasán al Bashir, derrocado en abril de 2019.

Asimismo, se da la circunstancia de que tanto Salí como Osman Yusef fueron parte de una delegación de las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, una de las principales organizaciones civiles del país, que se reunió el martes con Perthes en el marco del proceso de consultas abierto para intentar solucionar la crisis.

Al Burhan resaltó la semana pasada que sólo entregará el poder a un gobierno electo o a una autoridad surgida de un "consenso nacional", tras anunciar en enero la composición de un gobierno interino tras la dimisión a principios de enero del primer ministro, Abdalá Hamdok, en protesta por la represión de las manifestaciones.

Hamdok, detenido tras la asonada, volvió al cargo en noviembre tras un acuerdo firmado con Al Burhan en medio de las presiones internacionales. El pacto fue rechazado por parte de sus socios civiles, que denunciaron que suponía dar legitimidad a la asonada, si bien finalmente abandonó el cargo.

Más información