Canadá pide clemencia a China en el caso del canadiense condenado a muerte por tráfico de drogas

La ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland
REUTERS / FRED THORNHILL - Archivo
Publicado 15/01/2019 22:54:43CET

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, ha confirmado este martes que las autoridades han pedido clemencia a China en el caso del canadiense condenado a muerte por tráfico de drogas, en el contexto de la escalada de tensión entre ambos países por el caso Huawei.

"Ya hemos hablado con el embajador de China en Canadá y hemos pedido clemencia", ha dicho, antes de resaltar que la posición del país respecto a la pena capital "es consistente y muy duradera".

"Creemos que es inhumana e inapropiada y cuando se considera la pena de muerte contra un canadiense nos pronunciamos contra ella", ha resaltado, según ha informado la cadena de televisión local CBC.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, acusó el lunes a China de aplicar "arbitrariamente" la pena de muerte tras la condena. "Es de extrema preocupación para nosotros, como Gobierno, así como debería serlo para todos nuestros amigos y aliados internacionales, que China haya elegido empezar a aplicar arbitrariamente la pena de muerte, en este caso contra un canadiense", dijo.

Las declaraciones de Trudeau llegaron horas después de que un tribunal de Dalian, en el noreste de China, haya condenado a muerte al ciudadano canadiense Robert Lloyd Schellenberg por tráfico de drogas, a pesar de que la Fiscalía pedía solo quince años de cárcel. Aún cabe recurso contra este fallo.

Además de Lloyd Schellenberg, hay otros dos canadienses detenidos en China. Se trata del empresario Michael Spavor y del ex diplomático Michael Kovrig, que ahora trabajaba para el 'think tank' International Crisis Group. Ambos fueron arrestados el pasado mes de diciembre por, supuestamente, poner en peligro la seguridad del Estado chino.

Su captura se produjo después de que la directora financiera de la tecnológica china Wanzhou Meng fuera detenida el 1 de diciembre en Vancouver, a petición de Estados Unidos, porque habría ayudado a burlar las sanciones dictadas por la Casa Blanca contra Irán.

China asegura que estas dos detenciones no están relacionadas con Meng, pero diplomáticos occidentales en Pekín han considerado, en declaraciones a Reuters, que sí lo están.

Las autoridades chinas han reclamado la liberación inmediata de Meng, mientras que Canadá, apoyado por Estados Unidos, ha exigido lo mismo para sus dos ciudadanos.