El candidato del Gobierno mauritano gana las presidenciales y promete continuar con las reformas

Actualizado 24/06/2019 8:07:58 CET

NUAKCHOT, 24 (Reuters/EP)

La Comisión Electoral de Mauritania ha proclamado la madrugada de este lunes al ex ministro de Defensa, Mohamed Uld Ghazuni, ganador de las elecciones presidenciales celebradas el sábado con un 52 por ciento de los votos y que podrían suponer la primera transición política en la historia reciente del país.

Los primeros resultados dados a conocer por la comisión electoral ya daban a Uld Ghazuni un amplio margen de ventaja sobre sus rivales directos a la sucesión del presidente Mohammed Uld Abdelaziz, que le ha designado como su heredero.

Por detrás estarían el activista antiesclavitud Biram Dah Abeid, con el 18,58 por ciento de los apoyos y Sidi Mohamed Uld Bubacar, respaldado por el partido islamista Tauasul, con un 17,85 por ciento. Los tres candidatos restantes no alcanzan el 10 por ciento de votos.

Mauritania busca la que sería la primera experiencia transición democrática desde la independencia del país, aliado de Occidente y bisagra entre el Magreb y el Sahel.

El país hace frente además a una difícil situación económica, recrudecida por la falta de tierra cultivable y por una corrupción muy extendida. La situación tiene un impacto especialmente grave sobre niños y mujeres.

Horas antes, el portavoz del Gobierno Sidi Mohamed Uld Maham había proclamado la victoria del exministro, al que había calificado ya de "presidente electo" durante una rueda de prensa. "Felicitaciones al presidente electo, Mohamed Uld Ghazuni por la confianza que ha depositado el pueblo en él. Le deseamos éxito en su tarea", ha indicado a través de Twitter.

"Hemos alcanzado la victoria en las elecciones", ha declarado por su parte Uld Ghazuni en un mitin triunfal acompañado del presidente saliente. "Voy a seguir el curso de las reformas", ha subrayado.

Los opositores, por su parte, han asegurado que desafiarán los resultados. "Es una falsedad y una mentira. El recuento todavía no ha terminado", ha lamentado Uld Abeid.

"Parece un golpe de Estado", ha añadido en representación de varias formaciones de la oposición. "Estamos unidos y lideraremos las protestas", ha advertido.

Amnistía Internacional y otras 32 organizaciones locales han lanzado un llamamiento antes de las elecciones en favor de una postura más dura contra la esclavitud, el tráfico de personas y los ataques contra la libertad de expresión.

Para leer más