Carter llega a Afganistán en su primer viaje oficial como secretario de Defensa

Publicado 21/02/2015 4:55:29CET
JONATHAN ERNST / REUTERS

KABUL, 21 Feb. (Reuters/EP) -

El nuevo secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, ha llegado este sábado a Kabul en su primer viaje oficial desde que ocupase el cargo esta semana y ha afirmado que el objetivo de su visita es asegurar un éxito "duradero" tras la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán.

Carter había sugerido que estaría abierto a ralentizar la retirada de las tropas estadounidenses si fuese necesario, aunque tras su llegada a Kabul no ha hecho ninguna declaración al respecto. "Buscamos un éxito en Afganistán que sea duradero y el cumplimiento duradero de nuestra misión aquí", ha afirmado.

"Cómo hacerlo, cuál es la mejor manera de hacerlo es precisamente el motivo por es que estoy aquí, para evaluar", ha afirmado Carter en su primera rueda de prensa desde que accediese al cargo y se convirtiese en el cuarto secretario de Defensa en la Presidencia de Barack Obama.

El plan trazado por Obama establece una retirada de unas 5.000 tropas hasta finales de este año, de las 10.000 actuales, para finalmente limitarse a la presencia en la embajada estadounidense en Kabul en 2016.

Esta estrategia ha sido criticada por los republicanos, que han alertado de la posibilidad de que los éxitos en la lucha contra los talibán se pierdan como sucedió en Irak, que en la actualidad se enfrenta a la milicia del Estado Islámico.

REUNIÓN CON GHANI

En este sentido, Obama está valorando la solicitud realizada por el presidente afgano, Ashraf Ghani, para ralentizar el plan de retirada, mientras que el alto mando estadounidense en Afganistán ha hecho público su deseo de tener más flexibilidad en los próximos meses.

Por su parte Carter, anterior 'número dos' del Pentágono, ha explicado que Obama le ha pedido que realice su propia valoración durante el viaje y que no recomendará "ajustes" a no ser que sea necesario. El secretario de Defensa tiene previsto reunirse con Ghani para discutir la situación.

AUMENTO DE VIOLENCIA

Este viaje sorpresa de Carter a Afganistán ha tenido lugar después del que ha sido el año más sangriento del país después de la guerra contra los talibán, que comenzó en 2011. Al menos 5.000 miembros de las fuerzas de seguridad murieron en 2014, una cifra récord.

Respecto al Estado Islámico, Carter ha asegurado que la amenaza que supone para Afganistán es "mínima". "He visto las informaciones de gente básicamente reclamándose a sí mismos como parte del Estado Islámico como sucede en otros paises", ha indicado, subrayando que estos casos son pocos y suponen más una "aspiración" que una amenaza.

Para leer más