La Casa Blanca cesa a la asesora adjunta para Seguridad Nacional de EEUU

La asesora adjunta para Seguridad Nacional de Estados Unidos Mira Ricardel
REUTERS / JONATHAN ERNST
Publicado 15/11/2018 8:35:42CET

WASHINGTON, 15 Nov. (Reuters/EP) -

Mira Ricardel, la asesora adjunta para Seguridad Nacional de Estados Unidos, ha sido cesada este miércoles después de que la primera dama estadounidense, Melania Trump, dijera que Ricardel no merecía el honor de trabajar con su marido.

Ricardel "continuará apoyando al presidente cuando abandone la Casa Blanca para pasar a un nuevo cargo dentro de la Administración", ha señalado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado, sin dar detalles sobre cuál será el nuevo puesto de Ricardel.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras las elecciones legislativas celebradas la semana pasada en la que su Partido Republicano perdió la mayoría en la Cámara de Representantes, también se prepara para cesar al secretario de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, como parte de una reorganización del Gabinete tras las elecciones, según han informado varios funcionarios estadounidenses.

Ricardel es una exfuncionaria del Departamento de Comercio que fue elegida por el asesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, para trabajar como su adjunta.

Ricardel se opuso a Melania Trump y su personal en las negociaciones sobre el viaje de la primera dama a África en octubre y el uso de los recursos del gobierno para el viaje, según ha afirmado un alto funcionario de la Administración.

La oficina de la primera dama emitió este martes un comunicado en el que decía que Ricardel debería ser expulsada. Si bien históricamente se conoce que las primeras damas presionan a sus maridos por asuntos oficiales, no suelen emitir declaraciones al respecto.

"Es la posición de la oficina de la primera dama que ya no merece el honor de servir en esta Casa Blanca", manifestó Stephanie Grisham, portavoz de la primera dama.

Bolton había luchado para evitar que Ricardel fuera expulsada, pero finalmente ha perdido la batalla, según han recalcado dos funcionarios.