La Casa Blanca insta a los países del Sudeste Asiático a salvar a los inmigrantes rohingya

Publicado 16/05/2015 2:09:30CET

WASHINGTON, 16 May. (Reuters/EP) -

La Casa Blanca ha instado este viernes a los gobiernos del sudeste asiático a trabajar de forma conjunta para salvar la vida de los centenares de inmigrantes rohingya que se encuentran a la deriva en el mar tras su salida de Birmania y ser abandonados por los traficantes de personas a los que habían pagado.

Las embarcaciones en la que se encuentran centenares de rohingyas han recibido la negativa a entrar en su territorio de Tailandia e Indonesia, que sostienen no tener los recursos suficientes para atender a tal número de inmigrantes.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha discutido la posible concesión de asilo temporal a estos inmigrantes con el ministro de Exteriores tailandés, el general Tanasak Patimapragorn.

La Secretaría de Estado también ha asegurado que todos sus embajadores del Sudeste Asiático están "intensamente comprometidos" con sus gobiernos para desarrollar una respuesta humanitaria rápida ante este tipo de situaciones.

VÍCTIMAS DEL TRÁFICO DE PERSONAS

Unos 25.000 emigrantes, principalmente rohingyas y bangladeshíes, han intentado salir de sus países en barcos durante el primer trimestre del año, muchos de ellos víctimas de redes clandestinas de tráfico de inmigrantes.

En ocasiones estos emigrantes son abandonados por los traficantes en alta mar. Solo la semana pasada, unas 2.500 personas han logrado alcanzar las costas de Malasia e Indonesia, pero en otras ocasiones son rechazados por estos países.

Se estima que en Birmania viven alrededor de 800.000 rohingyas pero oficialmente son un pueblo sin Estado. El Gobierno de Birmania les niega la ciudadanía y los considera inmigrantes ilegales bangladeshíes. Bangladesh, por su parte, tampoco los reconoce como ciudadanos.

Para leer más