Actualizado 25/01/2022 22:50

Castillo recuerda a Repsol que "tiene que pagar por los daños" del vertido de crudo en las costas de Perú

El presidente de Perú, Pedro Castillo.
El presidente de Perú, Pedro Castillo. - MARCOS REATEGUI

El OIEA prestará apoyo a Perú mediante técnicas nucleares para superar la crisis mediambiental

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de Perú, Pedro Castillo, ha insistido este martes en que la empresa española Repsol "tiene que pagar por los daños a la población y la naturaleza" que ha provocado el vertido de petróleo del pasado 15 de enero frente a las costas de Lima.

"La empresa tiene que pagar por los daños a la población y recuperar el daño a la naturaleza, al mar", ha defendido el presidente Castillo durante su visita este martes a una de las playas afectadas". Esto no puede quedar así", ha subrayado.

Castillo ha destacado que su gobierno no se ha limitado a salir "para la foto" ante esta tragedia medioambiental y tomará las medidas oportunas, empezando por el Congreso, del que echa en falta una de esas comisiones que se han estado formando contra él y los miembros de su gabinete desde que fue elegido presidente.

En ese sentido, ha demandado a las autoridades del país que cierren filas en defensa de los mares y los ríos y organicen a la población local para que esté preparada cuando el Gobierno destine las ayudas económicas, informa el diario oficial 'El Peruano'.

Unos 18.000 metros cuadrados de playa han sido afectados por el vertido de petróleo de al menos 6.000 barriles, una situación que, según ha defendido Repsol, ha sido causada por un "fenómeno marítimo imprevisible" a raíz de la erupción el pasado 15 de enero de un volcán en una isla de Tonga.

Entre los distritos de la capital peruana afectados están Ventanilla, Santa Rosa y Ancón, aunque el crudo también ha llegado hasta el mar de Chancay, distrito situado en la provincia de Huaral.

Esta semana, el Gobierno peruano ha decretado la emergencia ambiental durante un plazo de 90 días, una medida con la que las autoridades esperan facilitar los trabajos de recuperación y limpieza para mitigar la contaminación, así como para proteger la salud de la población.

APOYO DE LA ONU

Por su parte, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), vinculado a Naciones Unidas, ha anunciado que prestará apoyo a Perú para hacer frente al vertido de petróleo enviando expertos y un "sofisticado equipo" de monitorización con el fin de "evaluar y limitar el daño ambiental".

Así se lo ha expresado el director general del OIEA, Rafael Mariano Grossi, al ministro de Relaciones Exteriores peruano, Óscar Maúrtua, durante una videoconferencia celebrada tras la solicitud presentada por Perú.

"El OIEA adoptará medidas inmediatas para ayudar a Perú a abordar esta grave situación, que pone en riesgo el valioso entorno costero del país y su economía sustentada en la pesca", ha señalado Grossi, según un comunicado del propio organismo.

"En los próximos días, enviaremos una misión investigadora de expertos como primer paso para apoyar los esfuerzos del país por limpiar el vertido de petróleo y mitigar al máximo las consecuencias negativas", ha añadido.

Esta ayuda se basa en una serie de conocimientos especializados sobre técnicas nucleares e isotópicas destinadas a comprender más a fondo los efectos contaminantes del petróleo y la parafina en los océanos. Esto ayuda a los países a detectar la fuente de los vertidos y planear mejor las actividades de limpieza, así como a determinar quién ha de asumir la responsabilidad al respecto, ha señalado el organismo.

Más información