Cerca de cien presos se fugan de una cárcel de Camerún tras un ataque de milicianos separatistas

Publicado 26/09/2018 19:52:33CET

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de un centenar de presos se escaparon en la noche del martes de una prisión ubicada en la Región Noroeste de Camerún tras un ataque ejecutado por milicianos separatistas contra las instalaciones, según fuentes oficiales.

El suceso tuvo lugar en la prisión de la localidad de Wum y ha derivado en una operación de seguridad a gran escala para intentar capturar a los fugados, la mayoría de los cuales serían milicianos, tal y como ha recogido el diario local 'Journal du Cameroun'.

La semana pasada, la organización no gubernamental Amnistía Internacional alertó de la "horrible escalada de violencia" en las regiones anglófonas --la Región Noroeste y la Región Suroeste--.

"La situación en las regiones anglófonas de Camerún es cada vez más desesperada y nadie está al margen de la violencia, que se está saliendo de control", advirtió la subdirectora regional de Amnistía para África Occidental y Central, Samira Daoud.

En este sentido, recordó que cerca de 400 personas han muerto en lo que va de año a manos de las fuerzas de seguridad y los separatistas, al tiempo que cifró en más de 260 los incidentes de seguridad que ha podido registrar hasta ahora.

"Con las cercanas elecciones en Camerún, tenemos motivos para temer un mayor aumento de la violencia. Podríamos ver también un aumento de los incidentes de seguridad y un incremento de la actividad de los separatistas armados, en un intento por alterar el proceso electoral a toda costa en las regiones anglófonas", sostuvo Daoud.

"La violencia sólo azuzará más incidentes, crímenes y un sufrimiento inenarrable. El Gobierno debe actuar inmediatamente contra esto en un intento por restaurar la paz en las regiones anglófonas", zanjó.

LAS TENSIONES EN LAS REGIONES ANGLÓFONAS

Desde 2016, el Gobierno camerunés, mayoritariamente francófono, ha reprimido las protestas pacíficas de la minoría anglófona contra la supuesta marginación social y económica en la que viven. Decenas de civiles han muerto en los disturbios, lo que ha alimentado el apoyo a los separatistas que buscan un estado independiente.

El movimiento secesionista entre los anglófonas, quienes aseguran estar en una situación de marginación, ha existido durante décadas de forma clandestina pero en los últimos tiempos ha comenzado a ganar apoyos en las dos regiones de habla inglesa en respuesta a la represión por parte del Gobierno.

La división de Camerún data del final de la I Guerra Mundial, cuando la Sociedad de Naciones repartió la antigua colonia alemana de Camerún entre Francia y Reino Unido. Camerún cuenta con el francés y el inglés como lenguas cooficiales, si bien la mayoría de la población utiliza el primero.