Publicado 13/05/2020 7:49:57 +02:00CET

Cesado el gobernador de la cárcel boliviana de Palmasola tras la muerte de tres reos

Coronavirus en La Paz, Bolivia.
Coronavirus en La Paz, Bolivia. - Christian Lombardi/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, ha relevado este martes a Wilfredo Coca, el gobernador de la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz, tras registrarse la muerte de tres internos, supuestamente por coronavirus.

A Coca, acusado de no tomar las medidas de salud pertinentes en la prisión ante la emergencia de la Covid-19, le ha sustituido el coronel Luis Fernando Céspedes Pinaya.

"He ordenado anoche su cambio, en el momento en el que me di cuenta de que no se han tomado las medidas pertinentes en el penal he pedido su cambio y he coordinado con la gobernación de Santa Cruz para que ingresen médicos, estamos aislando a la gente, estamos trabajando con los internos, ellos son tan seres humanos como cualquiera de nosotros", ha indicado Murillo.

El lunes por la noche, un tercer interno de Palmasola murió, después de haber sido evacuado horas antes de las instalaciones con síntomas de Covid-19. Las otras dos muertes se registraron entre el viernes y el sábado pasados, también con síntomas del virus. Uno de ellos sí había dado positivo en la prueba diagnóstica del coronavirus.

Además, después de los dos primeros fallecimientos, los internos de Palmasola protagonizaron un motín para exigir a las autoridades del Gobierno boliviano medidas de seguridad adecuadas, ya que se sospecha de otros casos de coronavirus en la prisión.

En este sentido, personal de Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Santa Cruz ha tomado muestras de 16 internos de Palmasola para someterlos a la prueba para detectar la Covid-19, según ha informado el diario local 'La Razón'.

Palmasola es conocida por ser la cárcel más peligrosa de Bolivia, en gran parte por los continuos enfrentamientos entre facciones rivales. En ella viven de manera hacinada cerca de 6.000 presos, el 70 por ciento de ellos en régimen de prisión preventiva, y casi la mitad de la población reclusa de todo el país.

Para leer más