Chechenia.- El Gobierno de Chechenia advierte del peligro de revueltas si la Policía Federal no abandona las torturas

Actualizado 05/05/2007 19:44:09 CET

ROSTOV DEL DON, 5 May. (EP/AP) -

El Gobierno de Chechenia advirtió de que la Policía Federal rusa continúa torturando a los detenidos, lo que incrementa el peligro de revueltas en la ya de por sí conflictiva región.

El parlamentario regional Ibrahim Jultigov afirmó ayer en una reunión ministerial que la unidad conocida como ORB-2 secuestra rutinariamente a los familiares de los detenidos y les tortura o les utiliza para presionar a los propios sospechosos de rebeldía. Esta unidad depende de la división para el distrito sur del Ministerio del Interior federal.

Poco después, el Gobierno aprobó una resolución pidiendo al presidente checheno, Ramzan Kadirov, que haga más para solucionar el asunto, según un comunicado hecho público.

Desde el Ministerio del Interior federal rechazaron comentar estas acusaciones, muy similares a las presentadas en el informe del Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa. Tras la publicación de este texto, Kadirov se lamentó del trato recibido por los presos en unas instalaciones de detención controladas por el ORB-2 situadas en la localidad de Urus-Martan. Kadirov llegó incluso a reconocer que eran "sometidos sistemáticamente a torturas".