Chile/EEUU.- Lagos confirma gestiones de Chile ante EEUU para lograr el regreso al país de la hija de Pinochet

Actualizado 25/01/2006 18:53:50 CET

Inés Lucía Pinochet Hiriart, prófuga de la justicia, está procesada por evasión de impuestos y falsificación de pasaportes

SANTIAGO, 25 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) - El presidente chileno, Ricardo Lagos, confirmó hoy que su Gobierno realiza gestiones ante las autoridades de Estados Unidos para lograr el regreso de la hija mayor del ex dictador Augusto Pinochet, Inés Lucía, quien fue retenida esta madrugada de miércoles en el Aeropuerto Internacional de Washington.

Lagos comentó que lo ocurrido con la mayor de los hijos del ex gobernante de facto "es un hecho que entristece a los chilenos". La primogénita de Pinochet viajó el pasado domingo por tierra a Argentina a través del Paso Fronterizo de Los Libertadores, que une las ciudades de Los Andes, en Chile, y Mendoza, en el país vecino.

Siempre por vía terrestre, y acompañada del mayor de sus hijos, Rodrigo García Pinochet, Inés Lucía viajó a Buenos Aires, donde esta madrugada abordó un vuelo rumbo a Washington D.C., donde la Policía Internacional impidió su ingreso a Estados Unidos, respondiendo a la orden de arresto que el juez chileno Carlos Cerda había dictado en su contra.

PRÓFUGA

Inés Lucía Pinochet se encuentra en calidad de prófuga de los tribunales de este país sudamericano ya que no se presentó ante la justicia para ser notificada de que, al igual que su madre, una cuñada, tres de sus hermanos y dos ex asesores de su padre, está procesada como autora del delito de evasión de impuestos y falsificación de pasaportes, en el marco de la investigación que el juez Carlos Cerda realiza a las cuentas secretas que el ex dictador mantenía en el Banco Riggs de Estados Unidos.

La esposa del ex dictador, Lucía Hiriart, sus hijos Verónica, Jacqueline y Marco Antonio, la esposa de éste, Soledad Olave, y dos ex asesores del anciano militar fueron notificados el lunes de su encausamiento y ayer se presentaron en la Escuela de Gendarmería (policía de prisiones), donde esperaron el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago que, por tres votos contra cero, le otorgó la libertad bajo fianza.

Según el juez Cerda, los Pinochet Hiriart, la ex secretaria personal del dictador, Mónica Ananías, y su ex asesor financiero, Oscar Aiken, cometieron fraude al Fisco por concepto de tributos, por sumas que llegan a los 12 millones de euros, equivalentes a 8 mil millones de pesos chilenos.

HIJO NIEGA FUGA

Por su parte, el hijo que acompañó a Inés Lucía a Buenos Aires, Rodrigo García Pinochet, negó que su madre se haya fugado a Estados Unidos y aseguró que sólo una vez que estuvo en la capital argentina decidió volar a Estados Unidos.

En entrevista con Radio Agricultura de Santiago, Rodrigo García, quien se hizo conocido por ser el nieto que salvó con vida junto a Pinochet del atentado del que fue víctima en 1986, señaló que "estoy bastante afectado y preocupado porque no he sabido nada de ella y quiero aclarar que el viaje que realizamos a Argentina fue un viaje que se había planificado con anticipación y que ella jamás estuvo huyendo de nada".

Agregó que cuando estaban en Mendoza, "nos enteramos y vimos cómo fue lo que vivió mi abuela y mis tíos y ahí ella tomó la decisión de quedarse en el extranjero, pero jamás imaginó el tremendo escándalo y la situación que esto iba a generar".

GESTIONES DIPLOMÁTICAS

La información de la "retención" de Inés Lucía Pinochet fue confirmada a primera hora por el ministro portavoz de La Moneda, Osvaldo Puccio, y por el ministro de Asuntos Exteriores, Ignacio Walker.

El jefe de la diplomacia chilena confirmó la situación de la hija del ex dictador y dijo que el cónsul de Chile en Washington, Felipe Cousiño, se reunirá con la prófuga hija del ex gobernante de facto, para esclarecer su situación y tratar de que opte por volver voluntariamente a Chile.

Walker reconoció que las opciones para su regreso son varias: que vuelva por su propia iniciativa a Santiago, que Estados Unidos la deporte o expulse a Buenos Aires y, en ese caso, que el gobierno de Argentina inicie un proceso de expulsión o que el de Chile solicite la extradición.

"Obviamente lo que uno esperaría en un caso como éste, es que ella pudiera volver libre y voluntariamente a Chile y comparecer ante la justicia, que es el objetivo de la colaboración del Gobierno, como en todos estos casos, donde existe una resolución judicial al respecto", dijo el canciller.

Walker aclaró que el Gobierno de Chile "no quiere ni recomienda nada" específico en este caso, "pero obviamente nos preocupa que se cumpla la resolución de los tribunales de justicia".

INTERPOL

En tanto, la jefa de Interpol Chile, comisario María Elena Gómez, dijo a los periodistas que el juez que investiga el caso y ha procesado al Clan Pinochet, Carlos Cerda, "nunca emitió una orden de captura internacional, sino que sólo pidió buscarla".

"A ella simplemente se le impide el ingreso y tiene que regresar a la misma línea aérea en la cual llegó allá. Ella está totalmente libre, no tiene ningún problema e, incluso, se está estudiando la posibilidad de que en vez de regresar a Argentina quiere regresar a Chile", indicó la comisario.

Como Inés Lucía no se presentó ante la justicia, el magistrado ordenó interceptar su teléfono móvil para rastrear su paradero. Sin embargo, fuentes de tribunales vinculadas al caso aseguran que el juez sí dictó la órden de captura internacional a última hora de ayer martes.