China asegura que el exdiplomático canadiense detenido no tiene inmunidad diplomática

Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Exteriores de China
JASON LEE / REUTERS - Archivo
Publicado 14/01/2019 13:52:58CET

PEKÍN, 14 Ene. (Reuters/EP) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha afirmado este lunes que el exdiplomático canadiense Michael Kovrig, detenido en China bajo la acusación de poner en peligro la seguridad nacional, no tiene derecho a inmunidad diplomática.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, cargó contra China por haber detenido a dos ciudadanos canadienses tras el arresto de una alta ejecutiva de una empresa tecnológica china a petición de Estados Unidos.

Trudeau acusó además a China de "no respetar los principios de la inmunidad diplomática" en uno de los casos, en una referencia sin citarlo a Kovrig, que ahora trabaja como analista para un 'think tank' internacional.

Preguntado por las declaraciones de Trudeau, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, ha afirmado que esa "persona canadiense importante", en referencia a Trudeau, debería "analizar inteligentemente" la Convención de Viena antes de hacer declaraciones, para "no convertirse en un hazmerreír".

"No importa como lo mires, Michael Kovrig no tiene inmunidad diplomática de acuerdo con la Convención de Viena", ha subrayado. Kovrig no está trabajando en la actualidad como diplomático y llegó a china en su viaje más reciente con un pasaporte ordinario y un visado de negocios, ha señalado la portavoz del Ministerio de Exteriores chino.

Kovrig es uno de los dos canadienses detenidos en China tras el arresto el 1 de diciembre en Canadá de la ejecutiva de la empresa tecnológica Huawei Meng Wanzhou, a petición de Estados Unidos. El otro canadiense arrestado es el empresario Michael Spavor.

China no ha vinculado directamente los arrestos de los canadienses con la detención de Meng, aunque ha subrayado que la ejecutiva de Huawei debe ser liberada y que los dos canadienses han sido detenidos de acuerdo con la legislación china. Sin embargo, diplomáticos occidentales destacados en Pekín han denunciado que los arrestos de canadienses son una represalia por la detención de Meng y que los dos son "rehenes políticos" que el Gobierno chino quiere utilizar para presionar a las autoridades de Ottawa.

Huawei, el mayor suministrador de equipos tecnológicos del mundo, está siendo objeto de escrutinio por parte de países occidentales preocupados por sus relaciones con el Gobierno de Pekín. Estados Unidos ha sugerido que los equipos tecnológicos de Huawei podrían ser utilizados por las autoridades de Pekín para espiar.

Las autoridades de Estados Unidos acusan a Meng de haber engañado a bancos internacionales para poder hacer transacciones con Irán al asegurar que las dos empresas que hicieron negocio con la República Islámica no tenían relación con el gigante tecnológico chino.

Sin embargo, documentos corporativos y otros documentos a los que ha tenido acceso Reuters en Irán y en Siria muestra que Huawei estaría relacionada con las dos firmas cuestionadas.