China avisa de que no se quedará "de brazos cruzados" si se intensifican las protestas en Hong Kong

Publicado 15/08/2019 14:58:40CET
Despliegue policial en Hong Kong
Despliegue policial en Hong KongTodd Darling

LONDRES, 15 Ago. (Reuters/EP) -

El régimen chino no está dispuesto a quedarse "de brazos cruzados" si las protestas se intensifican en Hong Kong, en la medida en que, según el embajador de Pekín en Londres, Liu Xiaoming, dichas movilizaciones "ya están mostrando signos de terrorismo":

"Si la situación en Hong Kong se deteriora aún más (...), el Gobierno central no se quedará de brazos cruzados y mirando", ha advertido Liu, durante una rueda de prensa en la capital británica en la que ha cuestionado la legitimidad de las movilizaciones iniciadas en la antigua colonia de Reino Unido hace más de dos meses.

El embajador ha sostenido que Pekín tiene "suficientes soluciones y suficiente poder" para poder aplacar "rápidamente" cualquier revuelta "dentro de los límites del Estado de Derecho". "El Gobierno central de China nunca permitirá que unos pocos delincuentes violentos arrastren a Hong Kong a un abismo peligroso", ha apostillado.

Liu ha dirigido también criticas contra los medios, por su supuesta lectura sesgada de lo ocurrido, y a unas "fuerzas extranjeras" no identificadas a las que ha señalado por su "connivencia" con los movimientos sociales hongkoneses. Estas fuerzas, ha añadido, "deben dejar de interferir en los asuntos de Hong Kong".

"Las pruebas demuestran que la situación no se habría deteriorado tanto de no haber sido por la injerencia y la incitación de fuerzas extranjeras. Hong Kong es parte de China", ha recordado Liu, en alusión a la soberanía de un territorio que Pekín controla desde el año 1997.

Hong Kong vive estos días su peor crisis política reciente y el mayor desafío a Pekín desde que el presidente, Xi Jinping, llegó al poder hace siete años. La chispa que encendió la mecha fue una polémica ley de extradición que el Gobierno hongkonés se ha visto obligado a paralizar de momento.