China confirma la detención de dos canadienses por socavar la seguridad nacional

Publicado 13/12/2018 14:50:29CET

El arresto llega en medio de la disputa con Canadá por haber arrestado a una directiva de Huawei

PEKÍN, 13 Dic. (Reuters/EP) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha confirmado la detención de dos canadienses, el empresario Michael Spavor y el exdiplomático Michael Kovrig, como sospechosos de estar implicados en actividades que ponen en riesgo la seguridad nacional.

La detención esta semana del empresario Michael Spavor, que trabajó con Corea del Norte, llega días después del arresto del exdiplomático canadiense Michael Kovrig, que trabaja para el 'think tank' International Crisis Group, en el marco de la disputa que mantienen las autoridades de Pekín con Ottawa por la detención de una directiva de la empresa tecnológica Huawei.

Un responsable gubernamental ha contado al diario digital oficial en la provincia de Liaoning que la oficina de seguridad estatal está investigando a Spavor desde el 10 de diciembre, sin contar más detalles.

En cuanto a Kovrig, los medios estatales han contado que está siendo investigado por los mismos cargos. Preguntado sobre el arresto de Spavor, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, ha dicho que tanto él como Kovrig son sospechosos de socavar la seguridad nacional.

"Los intereses y los derechos legales de estos dos canadienses han sido protegidos", ha afirmado Lu, en la rueda de prensa diaria en la sede del departamento. "Estos dos casos están en el proceso de ser investigados por separados", ha añadido.

El portavoz de Exteriores ha señalado que la Embajada de Canadá ya ha sido notificada sobre los dos arrestos y ha asegurado que no tiene constancia de ningún otro caso de canadienses investigados.

China ha reaccionado con malestar tras conocer que las autoridades de Canadá arrestaron el 1 de diciembre a la directiva de la empresa tecnológica china Huawei Meng Wanzhou y la investigación sobre Spavor podría hacer aumentar la disputa entre ambos países.

La detención de Meng en Canadá llegó en respuesta a una solicitud de Estados Unidos. La ejecutiva ha sido acusada por fiscales de Estados Unidos de haber engañado a los bancos con transacciones destinadas a Irán, poniendo a las entidades bancarias en riesgo de violar las sanciones contra la República Islámica.

Las autoridades han indicado que China no ha vinculado la detención de Kovrig con el arresto de Meng, aunque expertos diplomáticos canadienses ha dicho que no hay duda de que los dos casos están realcionados.

Ante la pregunta de si cree que la liberación de Meng conducirá a la de los dos canadienses arrestados, Lu ha recalcado que el arresto de Meng fue un error y que debería ser liberada de inmediato. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ha afirmado que las autoridades chinas han actuado "de acuerdo con la ley" en los casos de los dos canadienses