China promete respetar la libertad religiosa pero asegura que combatirá el extremismo

Actualizado 24/09/2015 6:34:32 CET

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de China ha publicado este jueves un 'libro blanco' sobre la situación en la región de Xinjiang en el que ha prometido respetar la libertad religiosa y en el que ha subrayado que continuará combatiendo el extremismo religioso.

"Suprimir el extremismo religioso respetando la ley es un movimiento justo que protege los intereses fundamentales del Estado y del pueblo, incluyendo a los musulmanes", recoge, según ha informado la agencia china de noticias Xinhua.

Así, apunta que "los extremistas religiosos defienden ideas extremistas, incitan al odio religioso y al resentimiento contra otras religiones, y minan la armonía y la unidad étnica en Xinjiang".

"Asimismo, niegan el Islam tradicional, distorsionan y contradicen la teología islámica, causando daños a su armonía interna y ponen en peligro los intereses fundamentales de los musulmanes", agrega.

En su 'libro blanco', China ha resaltado que "el desarrollo y el progreso en Xinjiang demuestran la aplicación exitosa del sistema de autonomía étnica en la región", afirmando que la misma "es un paso importante en el camino correcto para manejar los asuntos étnicos de una manera china".

Las autoridades chinas han denunciado que los milicianos uigures --pertenecientes a la minoría musulmana del país-- buscan establecer en Xinjiang un Estado independiente llamado Turkestán Oriental y les han acusado de perpetrar numerosos atentados tanto en la provincia como en otros puntos de China.

Frente a estas acusaciones, los activistas y grupos de exiliados uigures, una minoría étnica musulmana que reside en Xinjiang, han denunciado en repetidas ocasiones que las políticas del Gobierno chino reprimen su cultura y su religión.

Para leer más