Publicado 12/12/2015 07:02CET

China reconoce que debe mejorar en Inteligencia para abordar la amenaza del terrorismo

Paramilitary policemen patrol past a building with broken windows after an explo
KYODO KYODO / REUTERS

PEKÍN, 12 Dic. (Reuters/EP) -

China tiene que mejorar sus habilidades para recopilar Inteligencia y compartirla entre diferentes departamentos si quiere abordar de una mejor manera la amenaza del terrorismo a la que se enfrenta, según ha indicado el jefe de Seguridad nacional, Meng Jianzhu.

En unas declaraciones pronunciadas en la capital regional de Xinjiang, Urumqi, Meng ha afirmado que si bien se han alcanzado algunos logros en la lucha contra el terrorismo, la situación sigue siendo muy seria. El jefe de Seguridad ha reconocido que la recopilación de Inteligencia debe mejorar, tanto en lo que llaman "inteligencia blanda como dura", según un comunicado difundido por el Gobierno a última hora del viernes.

"Impulsar la unión y una mayor integración de las plataformas antiterroristas de Inteligencia tanto nacionales como las de Xinjiang y poner en marcha el intercambio de información" son dos de los aspectos en los que Meng considera que el gigante asiático puede mejorar.

"Elevar las capacidades de alerta temprana de análisis de Inteligencia, prevenir de forma efectiva el terrorismo, descubrir cosas a tiempo, reaccionar rápidamente y estrechar de forma resolutiva los brotes violentos de actividades terroristas, destruirlos antes de que nada ocurra", añade el texto.

Cientos de personas han muerto en los últimos años en la región de xinjiang, hogar de la etnia musulmana uigur, en enfrentamientos violentos de los que el Gobierno acusa a islamistas que buscan establecer un estado independiente en el Turkestán Este.

China se ha visto obstaculizada con una inteligencia muy pobre en una parte de país en la que pocos agentes entienden la lengua uigur o el Islam, y los Gobiernos tienen dificultades a la hora de reclutar efectivos uigures, según los diplomáticos y expertos.

En un incidente ciertamente vergonzoso para China, tres personas murieron y otras 79 resultaron heridas el año pasado en un ataque con una bomba y con arma blanca en una estación de tren de Urumqi, justo cuando el presidente, Xi Jinping, concluía una visita a la zona, supuestamente bajo estrictas medidas de seguridad. En este contexto, Meng ha indicado que Pekín tiene que mejorar sus sistemas de comando para responder a este tipo de incidentes.

Para leer más