Cientos de israelíes demandan en Tel Aviv la dimisión de Netanyahu ante su posible imputación por corrupción

Benjamin Netanyahu
REUTERS / AMIR COHEN - Archivo
Publicado 03/03/2019 2:49:03CET

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cientos de israelíes se han manifestado este sábado en Tel Aviv para exigir la dimisión del primer ministro, Benjamin Netanyahu, después de que la Fiscalía General del Estado anunciara el jueves pasado su intención de imputarle en tres casos de corrupción.

Los manifestantes han marchado desde la plaza Habima, donde se proyectó el lema "Netanyahu, Israel está avergonzado" sobre un edificio, hasta la sede del Likud, el partido que encabeza Netanyahu.

Los asistentes han gritado consignas contra el primer ministro como "Corrupto, vete a casa", según el diario 'The Jerusalem Post'. "Netanyahu tendría que haber abierto su discurso con dos palabras: "Yo dimito", ha indicado la diputada del partido Meretz Michal Rozin ante los manifestantes.

Dos tercios de los israelíes creen que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, debería dimitir si lo imputan por corrupción, según una encuesta realizada este viernes, un día después de que el fiscal general de Israel, Avichai Mendelblit, anunciara su intención de inculparlo.

Según una encuesta publicada por la emisora pública Kan ha señalado que el 36 por ciento de los israelíes creen que Netanyahu debería dimitir ahora. Otro 32 por ciento piensa que debería renunciar a su cargo si realmente es acusado después de que se celebre una audiencia judicial.

El 23 por ciento de los encuestados señaló que Netanyahu podría continuar siendo primer ministro incluso después de estar acusado formalmente porque la ley lo permite, y el 8 por ciento no se pronunció.

Los socios de la coalición del Gobierno que lidera el primer ministro de Israel han declarado este viernes su respaldo prácticamente unánime al mandatario ante su próxima imputación por fraude y soborno, entre otros cargos.

La decisión del fiscal general de Israel, Avichai Mendelblit, fue anunciada tras cerca de tres años de investigaciones y supone la primera ocasión en la historia del país en la que un fiscal general anuncia la imputación de un primer ministro en ejercicio.

En su carta a Netanyahu, el fiscal general ha recalcado que "ha dañado la imagen del servicio público y la confianza pública en el mismo", según ha informado el diario israelí 'Haaretz'.

Netanyahu está siendo investigado en los conocidos como caso 1000, 2000 y 4000, en los que es sospechoso de aceptar regalos de empresarios a cambio de favores políticos, alcanzar un acuerdo con un medio para lograr una cobertura favorable a cambio de dañar a un diario de la competencia, y entregar concesiones a un empresario a cambio de una cobertura favorable en un portal de noticias.

Contador

Para leer más