El cierre fronterizo entre Colombia y Venezuela deja 1.251 familias divididas

Actualizado 20/10/2015 2:59:45 CET
Frontera Colombia, Venezuela
REUTERS

BOGOTÁ, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Exteriores colombiano cifra en 1.251 el número de familias divididas por el cierre fronterizo entre Colombia y Venezuela ordenado hace dos meses por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que ha provocado el retorno de unos 22.000 colombianos a su país, según el último informe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Colombia.

Ante esta situación, el Gobierno colombiano ha tomado varias medidas para favorecer la reunificación familiar, entre las que destaca la nacionalización de cónyuges venezolanos que estuvieran casados o en unión libre con ciudadanos colombianos, así como la asistencia consular para la reunificación de menores que hubieran sido separados de uno o ambos padres por los efectos de las medidas adoptadas por Venezuela.

El Gobierno colombiano ha confirmado que hasta la fecha 144 menores se han reunido de nuevo con sus familias en Colombia, tal y como ha informado el diario colombiano 'El Espectador'.

Esta ha sido una de las consecuencias más polémicas del cierre fronterizo ordenado por Maduro el pasado 21 de agosto, al que ha seguido la declaración del estado de excepción en diez municipios venezolanos.

En primer lugar el presidente de Venezuela ordenó cerrar el paso fronterizo con Colombia en el Puente Internacional Simón Bolívar, en el departamento de Norte de Santander. Desde entonces, en otros tres departamentos se han cerrado pasos oficiales: el de Paraguachón, en La Guajira; el de Puerto Páez, en Arauca; y el de Puerto Carreño, en Vichada.

Según la Cancillería colombiana, desde el cierre de fronteras se han presentado 1.955 medidas migratorias a ciudadanos colombianos por parte del Gobierno venezolano. De estas, 1.594 corresponden a deportaciones, 25 a expulsiones y 336 a repatriaciones de menores de edad, según detalla el citado periódico.