30 de marzo de 2020
 
Publicado 21/02/2020 4:58:37CET

El colectivo del taxi en Colombia anuncia una huelga para el 16 de marzo tras la vuelta de Uber

   Desde este lunes el 60% de los taxistas de Bogotá participan de un paro indefinido en protesta por la permanencia de aplicaciones de transporte como Uber y Cabify, y los cambios en el sistema de cobro de carreras impuesto por el Gobierno
Desde este lunes el 60% de los taxistas de Bogotá participan de un paro indefinido en protesta por la permanencia de aplicaciones de transporte como Uber y Cabify, y los cambios en el sistema de cobro de carreras impuesto por el Gobierno - TWITTER - Archivo

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El colectivo del taxi en Colombia ha anunciado este jueves una huelga para el próximo 16 de marzo, después de que las autoridades volvieran a permitir que el gigante Uber retomara su actividad en el país tras suspender sus servicios en diciembre del año pasado por "competencia desleal".

El presidente de la Asociación de Propietarios y Conductores de Taxis (APTC), Hugo Ospina, ha confirmado este paro organizado para el 16 de marzo y no ha descartado que el colectivo se pueda sumar a la huelga convocada para este viernes 21 de febrero por la Federación Colombiana de Educadores (FECODE).

"El primer afectado con la llegada de Uber no va a ser ni siquiera el taxista. El afectado es quien arrienda el vehículo", ha explicado Ospina, al detallar que es quien alquila los servicios de la aplicación quien tendría que sufragar los gastos ante una posible infracción, como un atropello, o cualquier otra transgresión.

Ospina ha acusado a Uber de haber reducido en hasta un 50 por ciento la productividad del colectivo, asegurando que cerca de 300.000 taxis han dejado de prestar sus servicios.

El líder del colectivo del taxi en Barranquilla, Orlinson Villa, ha lamentado el regreso de la plataforma ya que supone, ha dicho, una sobre oferta en el servicio del transporte.

Para Villa, el Gobierno "debería" encargarse de la tarea de estipular cuántos de estos vehículos pueden operar y no dejarlo, ha asegurado, a la libre elección de Uber.

El pasado 20 de diciembre, la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia (SIC), dependiente del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, ordenó a Uber el cese en la prestación de su servicio al considerar que había cometido actos de "competencia desleal" y "desviación de clientela".

En concreto, la SIC determinó que Uber presta un servicio de transporte público individual de pasajeros, lo que viola las normas que regulan el mercado y "genera una ventaja significativa" sobre las empresas de taxis colombianas.

No obstante, pocos días después el Gobierno de Colombia anunció que presentaría un proyecto de ley por el cual Uber y otras plataformas similares podrían volver a operar en el país siempre y cuando se equiparara con el servicio del taxi.

El objetivo del Ejecutivo era crear un servicio privado de transporte a través de plataformas digitales, pero con la obligatoriedad de pagar impuestos en el país y contratar seguros similares a los del taxi.

Para leer más