Colombia.- Colombianos en Madrid se sumarán mañana a la manifestación mundial por la liberación de los secuestrados

Actualizado 05/12/2011 20:56:31 CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Colombianos residentes en Madrid se sumarán mañana, martes, a la manifestación mundial que se realizará para exigir la liberación inmediata de todos los secuestrados por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En la capital española, se realizará una concentración a partir de las 18.00 horas en la Plaza de Ópera en apoyo a la iniciativa que surgió en Colombia para repudiar el asesinato el pasado 26 de noviembre de cuatro uniformados que estaban en poder de las FARC desde hacía más de una década.

"Es una reacción civil contra muerte de estas cuatro víctimas y para exigir la liberación inmediata de todos los secuestrados", ha informado Jorge Valencia, uno de los organizadores, en declaraciones telefónicas a Europa Press.

La manifestación ha sido convocada por los propios colombianos residentes en Madrid con el apoyo de varias organizaciones de inmigrantes. Valencia ha explicado que estarán presentes representantes de la Embajada de Colombia en España y de la Comunidad de Madrid "pero como asistentes porque se trata de una iniciativa de carácter civil".

El evento estará encabezado por el general Luis Herlindo Mendieta, agregado de Policía de Colombia en España, quien permaneció casi doce años en poder de las FARC. Durante su cautiverio convivió en varios campamentos con otros secuestrados como la exsenadora franco-colombiana Ingrid Betancourt.

En varias ciudades de Colombia se realizarán marchas y concentraciones contra las FARC. Organizaciones en otros países han decidido sumarse a este acto de repudio contra esa guerrilla a la que se le atribuyen miles de asesinatos, torturas y secuestros en las últimas cinco décadas.

Las FARC mantienen en su poder a diez policías y militares que fueron secuestrados hace más de doce años. Su objetivo es poder intercambiar estos rehenes por guerrilleros presos, propuesta que ha sido rechazada en repetidas ocasiones por el Gobierno de Juan Manuel Santos, que ha dejado claro que no negociará con los rebeldes hasta que entreguen las armas.