Colombia.- El fiscal general asegura que fue la clase política la que "reclutó" a los grupos paramilitares

Actualizado 15/03/2007 20:07:03 CET

BOGOTÁ, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Colombia, Mario Iguarán, aseguró hoy que la alianza entre dirigentes políticos colombianos y los grupos de paramilitares, que es investigada por las autoridades, fue instigada por la clase política y no por los paramilitares.

Las investigaciones demuestran "que no fueron las autodefensas las que reclutaron a la clase política; fue la clase política la que reclutó a las autodefensas", dijo Iguarán en una entrevista concedida al programa televisivo Contravía, que será emitido mañana, viernes, por la noche, informa la prensa local.

Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) es un grupo armado que aglutinó a bloques paramilitares de todo el país que surgieron hace dos décadas para hacer frente a las guerrillas de izquierda, pero se financiaron con el narcotráfico y son culpables de graves violaciones a los derechos humanos sobre la población civil.

Investigaciones de la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía indican que congresistas, militares y dirigentes locales acordaron un proyecto político para refundar el Estado colombiano en una agenda delineada con esas organizaciones de extrema derecha. De hecho, el ex líder paramilitar Salvatore Mancuso entregó a la Justicia el pasado enero la prueba física de dicho acuerdo, un documento firmado en 2001 por comandantes de las AUC y distintos dirigentes políticos en el departamento de Córdoba (situado en el norte del país).

De esta manera, los paramilitares coparon el poder en los gobiernos del norte colombiano, según las investigaciones de las autoridades competentes.

Ocho congresistas, aliados del presidente Álvaro Uribe, y un gobernador de un partido de oposición ya han sido detenidos por sus supuestos vínculos con grupos paramilitares que les apoyaron en las elecciones. Uno de ellos es el senador Álvaro Araujo Castro, hermano de la ex ministra de Exteriores María Consuelo Araujo, que se vio forzada a dimitir por el que ya ha sido denominado escándalo de la 'parapolítico'. La Interpol ha emitido una orden de captura contra el padre del senador y la ex ministra, Álvaro Araujo Noguera, acusado de participar en un secuestro llevado a cabo por las autodefensas.

REACCIONES

Representantes de los partidos políticos colombianos coincidieron en calificar como "muy graves" las afirmaciones del fiscal general. El presidente del Polo Democrático Alternativo, Carlos Gaviria, señalo que es sorprendente lo dicho por Iguarán y que reviste gravedad por provenir de una de las más altas fuentes de la Justicia, por lo que agregó que "debe tener los elementos de juicio suficientes para lanzar una afirmación que es muy grave".

Julio Manzur, presidente del Partido Conservador, manifestó que la verdad debe aflorar con base en una Justicia atemporizada, por lo que indicó que no es agradable para la opinión pública una "generalización que macartiza" a toda la clase política nacional.

Finalmente, Carlos García Orjuela, presidente del oficialista Partido de la U, opinó que el fiscal habló "con conocimiento de causa" sobre un asunto que está siendo investigado y que "ha estudiado bien", ya que afirmó que "no generalizó sobre la clase política sino sobre hechos particulares".