Actualizado 08/02/2007 22:31 CET

Colombia.- El Gobierno anuncia un plan de fiscalización para controlar las condiciones laborales en las minas

BOGOTÁ, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno colombiano anunció hoy que implantará un plan de fiscalización para controlar las condiciones laborales y de seguridad en las minas de ese país.

El ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez Torres, explicó que la intención del nuevo plan es evitar nuevos accidentes y muertes de mineros, como las acaecidas en la última semana en las minas de carbón de los departamentos de Boyacá y Santander, en los que fallecieron 40 personas.

"El Ministerio está tomando unas acciones bastante drásticas en este sentido. Vamos a salir con un plan de fiscalización de minas muy intenso, y vamos a tener que cerrar todas las operaciones ilegales del país", señaló el funcionario.

La presidencia Colombiana, a través de un comunicado enviado a Europa Press, precisó que aunque ni el Ministerio ni el Ministerio, ni el Instituto Colombiano de Geología y Minería (INGEOMINAS) tienen la potestad para ordenar el cierre de minas, sí pueden pedirles a los alcaldes que procedan en tal sentido cuando se compruebe que alguna mina ubicada en su jurisdicción no cumple con los requisitos para funcionar.

"Para esto vamos a tener unas reuniones con los diferentes alcaldes de los distritos mineros del país para explicarles muy estrictamente las medidas que estaremos tomando, para que ellos nos apoyen en ese sentido", indicó el Ministro.

Explicó que si bien en este caso la responsabilidad de seguridad industrial no es de INGEOMINAS ni del Ministerio sino del operador minero, lo que el Gobierno pretende es velar porque dicho trabajo se desarrolle bajo las normas legales y tenga los niveles de seguridad adecuados.

"Lo que nosotros vamos a hacer es una fiscalización de que la gente esté cumpliendo no únicamente con los niveles de seguridad, sino que tenga sus papeles en regla para poder explotar la mina, que estén pagando los impuestos que tengan que pagar y que estén pagando las regalías que deban pagar", subrayó Martínez.

Además, fue enfático en manifestar que "el país no puede seguir haciendo minería a riesgo de los mineros que operan en ellas", por lo cual advirtió que comenzarán a ser judicializados los operadores de minas que funcionan de manera ilegal.

Por otro lado, la directora de Minas del Ministerio, Beatriz Duque, apuntó que que la labor que se comenzará a realizar contará con el apoyo de la Procuraduría y la Fiscalía, para que la primera les haga seguimiento a los alcaldes en la responsabilidad que tienen, y para que la segunda enjuicie a quienes incumplan la normativa.

"El Código de Minas dice que tanto el explotador, el transportador, el comercializador y el comprador de un material que no esté amparado por un título minero está incurriendo en un delito", señaló Duque.

ZONAS CRÍTICAS

Por su parte, el director encargado de INGEOMINAS, Alberto Núñez, dijo que la fiscalización se adelantará en todo el territorio nacional pero con especial énfasis en zonas consideradas críticas.

"El plan de choque que dice el Ministro consistirá entonces en que INGEOMINAS, con todo su soporte, entrará a visitar las zonas mineras más críticas y ordenará el cierre de aquellas minas, en donde no sean cumplidas con toda exactitud las reglas de seguridad e higiene minera que implican esas actividades", precisó el directivo.

Además, Núñez explicó que la entidad ordenará el cierre de aquellas minas donde no haya legalidad en los aspectos que tienen que ver con trabajo de menores, pagos de regalías y pagos del canon superficiario, entre otros.

INGEOMINAS empleará el presupuesto que ya se le asignó por el presupuesto general del Estado, pero se prevé aumentar los recursos para el desarrollo de esta labor a la mayor brevedad, según indicó el comunicado.

Núñez reveló que las zonas mineras consideradas como más críticas por problemas de legalidad y de seguridad se encuentran en minas de carbón subterráneas ubicadas en los departamentos de Antioquia, Cundinamarca, Norte de Santander, y especialmente en Boyacá.

"El caso de Boyacá es crítico y es donde seguramente tendremos que poner toda la atención en este plan de choque que vanos a hacer en este momento", aseguró el Director encargado de INGEOMINAS.

Además añadió que paralelo al plan de fiscalización y seguimiento en cada una de las minas, la institución hará una labor especial con el apoyo de la Dirección Nacional de Prevención y Atención de Desastres para capacitar a los mineros en normas de seguridad.

"Si logramos poner en práctica esta prevención, creo que vamos a reducir ostensiblemente el número de víctimas y de accidentes", recalcó Núñez.

En 2004 se atendieron 17 emergencias en minas, pero estas han ido aumentando progresivamente, con 40 emergencias mineras en 2005 y 44 en 2006. Sólo en lo que va de año el número de víctimas ya llega a 40 fatalidades, reveló el Ministerio.