Actualizado 03/10/2007 21:49 CET

Colombia.-Uribe dice que el acuerdo humanitario no incluye a extraditados a EEUU porque sería un "funesto precedente"

BOGOTÁ, 3 Oct. (EP/AP) -

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, declaró que el posible acuerdo humanitario no incluiría a los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) extraditados a Estados Unidos.

El gobernante dijo que así se lo planteó al secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, en la reunión que mantuvieron ambos ayer en Bogotá en una de las escalas de la gira que el funcionario de Washington realiza por Latinoamérica. El viaje de Gates tiene escalas en El Salvador, Chile, Perú y Surinam.

"Si llegase a aceptar la presión de que la señora 'Sonia' (Anayibe Rojas) y el señor 'Trinidad' (Ricardo Palmera) sean regresados de los Estados Unidos para que participen en un intercambio humanitario con las FARC, eso sería un funesto, un negativo precedente", manifestó tras su reunión con Gates.

"En el futuro correríamos el riesgo que cada vez que alguien quiera evitar una extradición o presionar el regreso de un extraditado de los Estados Unidos hacia Colombia, bastaría secuestrar aquí a ciudadanos norteamericanos", señaló Uribe.

Tras el encuentro con Uribe, Gates visitó una base militar en el suroeste del país en la que Estados Unidos destina parte de los recursos que concede a Colombia para la lucha contra la guerrilla y el narcotráfico.

Mediante el Plan Colombia, Washington ha entregado más de 5.000 millones de dólares (más de 3.500 millones de euros) a Colombia con fines militares. Esta ayuda ha sido recortada por el Congreso estadounidense en más de 100 millones de dólares anuales a partir de 2008.

'Simón Trinidad' y 'Sonia' fueron extraditados a Estados Unidos acusados de narcotráfico. Rojas fue condenada a 17 años de cárcel y 'Trinidad' aún está siendo procesado. Ambos premanecen encarcelados bajo estrictas normas de seguridad y vigilancia, lo cual fue denunciado por las FARC como una violación a sus derechos.

Uribe manifestó al respecto que "sus Derechos Humanos son totalmente respetados, sus condiciones de dignidad son totalmente observadas" mientras los cautivos de las FARC "están en condiciones semejantes a como estuvieron las personas en los campos de concentración de Hitler".