Comandos entrenados por EEUU matan en Filipinas a 10 combatientes vinculados a Al Qaeda

Actualizado 31/12/2015 5:56:14 CET

MANILA, 31 Dic. (Reuters/EP) -

Comandos militares entrenados por Estados Unidos en Filipinas han matado este miércoles a diez combatientes vinculados al grupo terrorista Al Qaeda en un enfrentamiento en la isla de Jolo, en el sur del país, según ha anunciado el portavoz del Ejército Filemon Tan, a medida que las fuerzas de seguridad intensifican sus operativos de búsqueda de rehenes extranjeros.

Entre los ocho soldados filipinos heridos o muertos en el enfrentamiento, que tuvo lugar a última hora del miércoles con unos 300 miembros del grupo Abú Sayyaf, se encuentra un teniente.

"Nuestros soldados están persiguiendo a Abú Sayyaf, que se ha roto en pequeños grupos y se ha retirado al interior de la isla", ha indicado Tan, añadiendo que otros 15 combatientes resultaron heridos en los enfrentamientos.

Tan ha afirmado que los miembros del comando filipino antiguerrillas --conocidos como Scout Rangers--, entrenados por Estados Unidos, ha asaltado un punto rebelde, provocando una batalla que ha durado unas tres horas. Los soldados acabaron lanzando artillería contra los rebeldes.

El portavoz ha añadido que no existen indicios de que hubiera ningún rehén en la zona de los enfrentamientos.

"Esto forma parte de nuestra operación militar centrada en la liberación de rehenes extranjeros retenidos por Abú Sayyaf", ha añadido. El grupo terrorista actualmente tiene secuestrados a dos canadienses, un holandés, un noruego y un japonés.

El mes pasado decapitaron a un rehén malasio, lo que obligó al presidente filipino, Benigno Aquino, a ordenar que se intensificaran las operaciones contra los rebeldes.

TERRORISMO ISLÁMICO

Abú Sayyaf, históricamente vinculado a Al Qaeda y conocido por sus secuestros, decapitaciones y atentados con bomba, es una de las facciones rebeldes musulmanas de línea más dura del sur musulmán de Filipinas, un país predominantemente cristiano.

Hade dos semanas, 13 combatientes de Abú Sayyaf fueron abatidos en un enfrentamiento en la isla de Basilan. En la víspera del día de Navidad, 14 personas murieron cuando otra facción rebelde musulmana, los Combatientes de la Libertad Islámica de Bangsamoro, un grupo escindido del Frente Moro Islámico de Liberación (MILF), perpetró varios ataques en Mindanao, la principal isla del sur.

En marzo, el Gobierno y el MILF sellaron un acuerdo de paz con el que se daba autonomía al sur y se ponía fin a un conflicto que ha matado, durante 45 años, a 120.000 personas y que ha obligado a otros dos millones de personas a desplazarse de sus hogares.

Sin embargo, ambas guerrillas filipinas --Abú Sayaff y los Combatientes de la Libertad Islámica de Bangsamoro-- se oponen a este acuerdo de paz y se han comprometido a establecer un estado islámico en el sur del país.

Si bien el grupo era conocido por su vinculación con Al Qaeda y sus grupos afiliados del Sudeste Asiático, ahora Abú Sayaff ha jurado lealtad al autodenominado Estado Islámico, que se extiende por Irak y Siria.