Los combatientes suníes resisten a las fuerzas del Gobierno en la provincia de Anbar

Publicado 02/01/2014 20:02:08CET

BAGDAD, 2 Ene. (Reuters/EP) -

Los combatientes suníes que el miércoles lanzaron ataques en instalaciones policiales y civiles de Faluya y Ramadi, en la provincia de Anbar, han resistido la ofensiva lanzada este jueves por las tropas del Gobierno para tratar de recuperar el control de las áreas capturadas.

Los enfrentamientos se han recrudecido a raíz del desalojo el lunes de un campamento de protesta con el que la comunidad suní denunciaba su supuesta marginación. Trece personas murieron en el marco de este desalojo, que ha puesto de manifiesto la tensión entre los suníes de Anbar y el Gobierno, controlado por el chií Nuri al Maliki.

Miles de suníes participaron en los ataques del miércoles y, según el jefe de una de las mayores tribus de Anbar, Adnan al Mehana, "ahora combaten con el Ejército". "¿Qué está haciendo el Ejército en nuestra ciudad y por qué han venido?", ha preguntado desde Ramadi.

"Hoy, hemos derrotado al Ejército y, si envían a otra fuerza, estamos listos", ha advertido el líder tribal. Según testigos, los combatientes han formado a un nuevo grupo denominado los Revolucionarios Tribales.

Fuentes de las autoridades locales han explicado los francotiradores apostados en las zonas capturadas han evitado hasta ahora la entrada de las tropas.

Otro dirigente local ha explicado que los combatientes se han desplegado en los alrededores de las ciudades para "combatir a las tropas" del Gobierno e impedir su llegada. Esta fuente, que no ha querido ser identificada, ha denominado al Ejército como "milicias" chiíes que "son leales a Al Maliki, no al pueblo iraquí".

Las tribus de Anbar mantienen, por otra parte, conversaciones con las milicias islamitas para alejar a Al Qaeda de estos enfrentamientos. Una fuente de un grupo local ha indicado que no quieren que el Gobierno utiliza una "fuerza excesiva" en Abar "utilizando la excusa de la presencia de Al Qaeda".