Comienza una campaña de potabilización de las reservas de agua en Saná, Yemen, para frenar el cólera

Niños con cólera en Saná
REUTERS / KHALED ABDULLAH - Archivo
Publicado 02/12/2018 17:54:13CET

SANÁ, 2 Dic. (Reuters/EP) -

Las autoridades de la capital yemení, Saná, han iniciado una campaña de esterilización de los pozos y fuentes de agua que abastecen la ciudad para frenar la propagación del cólera.

Tras casi cuatro años de guerra entre el Gobierno, apoyado por una coalición árabe liderada por Arabia Saudí, y los huthis, una milicia rebelde que controla la mayor parte del norte y el centro del país, incluida Saná, el sistema sanitario y los suministros y alcantarillado de la ciudad se han resentido.

Concretamente se han detencado unos 1,2 millones de posibles casos de cólera desde 2017 que han provocado 2.515 muertes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que en octubre advirtió de que esta enfermedad se está expandiendo rápidamente, con unos 10.000 casos más por semana, el doble de la tasa de los ocho primeros meses de 2018.

La mayoría de estos casos se han registrado en zonas controladas por los huthis. "Hemos recibido información del Ministerio de Sanidad sobre casos de cólera. El equipo ha esterilizado la casa y 20 casas más del perímetro", ha explicado en declaraciones a Reuters el ministro de Agua de los huthis, Nabil Abdulá al Wazir.

"Hemos trabajado casa por casa para esterilizar los pozos de agua. También han hemos utilizado tanques transportados en autobuses para llevar agua a los ciudadanos y esterilizando organismos locales que distribuyen agua", ha añadido.

El director general de Asuntos Técnicos de la principal planta de potabilización de Saná, Adel Moawada, ha explicado que tienen funcionando 20 unidades de cloro en los pozos que abastecen el sistema de agua de la capital.

El cólera es una enfermedad que se propaga a través de comida o agua contaminada y provoca diarreas que pueden matar a una persona en cuestión de horas. La existencia de brotes previos genera inmunidad entre la población, pero la malnutrición y otras enfermedades la debilitan.

El tratamiento pasa por la rehidratación oral de los afectados, pero en los casos más graves puede ser necesaria rehidratación intravenosa y el uso antibióticos.

Desde que comenzó 2018 se han contabilizado 250.000 casos de cólera en Yemen, con 358 muertes relacionadas, ha denunciado la portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) Meritxell Relaño en declaraciones a Reuters. "Hemos evitado un brote como el de 2017, pero el riesgo sigue aún ahí", ha apuntado.

La ONU estima que unos 14 millones de personas --la mitad de la población de Yemen-- corre riesgo de sufrir hambruna. Unos 1,8 millones de menores sufren de malnutrición, denuncia por su parte UNICEF, que advierte que el 30 por ciento de los afectados por el cólera son menores de edad.