Publicado 18/05/2021 06:18CET

El Comité Nacional de Paro lamenta que el Gobierno rechaza todas sus reivindicaciones en el marco del diálogo

Una manifestante en una de las protestas contra el Gobierno de Colombia.
Una manifestante en una de las protestas contra el Gobierno de Colombia. - Camila Díaz/colprensa/dpa

Gobierno demanda al CNP que condene bloqueos y exprese de "manera explícita" el "respeto por los derechos de todos los colombianos"

Las partes convocan una nueva reunión para este jueves, 20 de mayo, mientras continúan las protestas con graves disturbios en Yumbo

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Comité Nacional de Paro (CNP) ha lamentado este lunes que el Gobierno de Colombia "dijo no a todo", en referencia a sus reivindicaciones, en el marco de las dos reuniones de diálogo que se han llevado a cabo para avanzar en una negociación que palie la actual crisis del país.

En un comunicado difundido tras el final de un encuentro con el equipo de negociación del Ejecutivo este lunes, el comité ha asegurado que, mientras ellos esperaban una respuesta a sus demandas de garantías para las protestas, para así dar inicio a la negociación, el Gobierno ha rechazado "todo" e, incluso, no se ha referido "a varios temas".

"Y mientras estábamos reunidos, el presidente (Iván) Duque anunció del despliegue de la máxima capacidad de la fuerza pública para desbloquear el país. La respuesta a las garantías, es la de tierra arrasada contra el Paro Nacional", ha lamentado el CNP, en referencia al reciente anuncio del mandatario con el objetivo de eliminar los bloqueos.

Asimismo, ha apuntado a que el Ejecutivo ha evitado hablar sobre el uso de armas de fuego en el control de las marcha, la contención de grupos civiles armados, solicitud de rectificación del "terrorismo vandálico, detenciones "indiscriminadas" o el protocolo ante las movilizaciones, entre otros, informa 'El Tiempo'.

El Comité del Paro ha criticado que el Gobierno de Duque "no reconoce la gravedad y la dimensión de la violencia estatal contra los manifestantes", ni "los casos que han denunciado las organizaciones de Derechos Humanos".

"Y lo más grave, en las cifras del Gobierno se mezclan daños de las cosas, con daños a las personas", ha condenado el grupo, que ha afeado también que la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría no hayan respondidos a sus exigencias en el contexto de "su misión institucional".

En el comunicado, el CNP ha aseverado que "la única preocupación" del Ejecutivo son los bloqueos, ya que este ha exigido al comité levantarlos, lo que ha sido rechazado. "Hemos dicho, que seguiremos acordando corredores humanitarios, que no pondremos en riesgo la vida, la salud, la alimentación de los colombianos y colombianas", ha aclarado, al respecto, el equipo convocante del paro.

Tras la segunda mesa de diálogo, el comité ha manifestado que seguirá esperando una respuesta concreta del Gobierno en la que se garantice el ejercicio de la movilización.

"CONDENAR LOS BLOQUEOS"

Por su parte, el Gobierno ha realizado también un balance de las primeras conversaciones, en las que han manifestado su "compromiso" para garantizar y respetar el derecho a manifestaciones públicas y pacíficas, y evitar la estigmatización de las mismas y sus participantes.

En este contexto, ha anunciado este lunes la activación de la Mesa de Evaluación de Garantías para las Manifestaciones Públicas, a la que se invitará al comité, si bien no reemplazará la mesa de negociación que se intenta instalar --para la que se han llevado a cabo las reuniones de este domingo y lunes--.

"El Gobierno Nacional mantendrá toda la disposición y condiciones para que todas las oficinas de organismos multilaterales que trabajan en Colombia puedan seguir haciendo su labor asegurando la observancia de los Derechos Humanos", ha manifestado el Gobierno ante el Comité.

El equipo de negociación del Gobierno de Duque ha destacado también que solicitará a la Fiscalía, a la Procuraduría y a la Defensoría del Pueblo continuar con el proceso de verificación, investigación y sanción de cualquier delito, abuso o infracción en las protestas presuntamente cometidos por trabajadores públicos o cualquier ciudadano.

Entre la postura ofrecida, el Ejecutivo también ha solicitado al CNP que "manifieste de manera explícita el respeto por los derechos y garantías de todos los colombianos", en concreto, condenado los bloqueos y el uso de violencia.

Los bloqueos, han reiterado, vulneran derechos a la movilidad, alimentación, salud o desarrollo económico y social, así como ponen en riesgo el derecho al trabajo y causan desabastecimiento, ha aseverado el Ejecutivo al comité.

El diálogo entre las autoridades y los convocantes de las protestas acaba de comenzar y aún no se ha logrado un acuerdo, pero se ha convocado un nuevo encuentro para este jueves, 20 de mayo.

Colombia continúa viviendo, mientras tanto, manifestaciones, disturbios y enfrentamientos entre participantes en las marchas y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad). Si bien las movilizaciones se desarrollan en distintos puntos, el departamento del Valle del Cauca reporta varios incidentes.

En Yumbo, ubicado en el mencionado departamento, la violencia se ha extendido desde el domingo hasta este lunes, cuando se ha intentado incendiar la sede de la Alcaldía y se ha informado de una explosión en la subestación de combustible de Primax y la sede de Ecopetrol, lo que podría poner en peligro a los vecinos de la zona, informa 'El Espectador'.

Por el momento, se han cifrado en 16 los heridos en el aumento de los disturbios y enfrentamientos en el municipio en las últimas jornadas, mientras al menos una persona ha muerto.

Colombia ha cumplido este lunes 20 días de Paro Nacional que inició el 28 de abril en rechazo a una polémica reforma fiscal impulsada por el Ejecutivo, que ante la presión de las movilizaciones tuvo que retirarla.

No obstante, las manifestaciones se han mantenido para exigir otras medidas, como retirar el proyecto de reforma a la salud, desmilitarizar los campos y ciudades, cumplir el Acuerdo de Paz, y desmantelar las organizaciones criminales.

La Fiscalía ha notificado 42 muertes registradas, mientras se mantiene activo el mecanismo de búsqueda urgente de 134 personas y organizaciones continúan denunciando la violencia y abuso policial.

Para leer más