Actualizado 07/07/2021 18:49 CET

La comunidad internacional condena el asesinato de Jovenel Moise en un asalto contra su vivienda en Haití

Imagen de archivo del presidente haitiano Jovenel Moise
Imagen de archivo del presidente haitiano Jovenel Moise - PIGNATELLI/EUC / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

La OEA condena el "acto criminal" del asesinato de Moise y deplora esta tentativa de "socavar la estabilidad institucional" de Haití

La UE pide que el ataque sea "investigado a fondo" y EEUU asegura que trabajará por "un Haití seguro y protegido"

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Varios líderes internacionales han condenado este miércoles el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moise, durante un asalto contra su vivienda, en el que también ha resultado herida la primera dama, Martine Moise.

El presidente de la vecina República Dominicana, Luis Abinader, no ha tardado en condenar el "magnicidio" del presidente haitiano. "Este crimen atenta contra el orden democrático de Haití y de la región", ha dicho. "Nuestras condolencias a sus familiares y al pueblo haitiano", ha resaltado.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha lamentado el ataque y ha enviado un "abrazo al pueblo haitiano" durante una rueda de prensa. "Lo lamentamos mucho, (...) Moise estuvo en el acto de toma de posesión cuando asumí la Presidencia de México", ha recordado.

En este sentido, el presidente colombiano, Iván Duque, ha rechazado el "vil asesinato" cometido esta madrugada y ha aseverado que se trata de un "acto cobarde y lleno de barbarie contra el pueblo haitiano".

"Nuestra solidaridad con la nación hermana y la familia de un gran amigo de Colombia", ha afirmado antes de incidir en el "respaldo a las instituciones y la democracia" y solicitar a la Organización de Estados Americanos (OEA) una "misión urgente para proteger el orden democrático".

Por su parte, el jefe de Estado de Chile, Sebastián Piñera, ha rechazado lo que considera un "cobarde asesinato" y ha mandado su "solidaridad y condolencias" a su familia y todo el país. En un mensaje de Twitter ha llamado a la "unidad y la paz" para "fortalecer la democracia y encontrar una grave salida a la crisis que atraviesa Haití".

A su vez, el presidente boliviano, Luis Arce, también ha manifestado su pesar tras conocer la noticia y ha hecho hincapié en que "estos hechos de violencia deben esclarecerse".

También el mandatario de Ecuador, Guillermo Lasso, se ha sumado a las condenas tras el "vil asesinato" de Moise, que ha considerado como "un acto inhumano, cobarde y barbárico", mientras que ha trasladado sus "más sinceras condolencias" a los familiares y al pueblo haitiano para trasladar que "Ecuador está con Haití en estos momentos difíciles".

Otros países latinoamericanos, como Argentina y Venezuela, también han trasladado su rechazo a través de sus ministerios de Exteriores. El mandatario argentino, Alberto Fernández, ha hecho un llamamiento a la "unidad para restablecer el Estado de derecho y la democracia ante este crimen atroz", a lo que ha agregado su "profunda" condena al asesinato.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, también ha "condenado con firmeza el terrible asesinato del presidente de Haití" y ha hecho un "llamado a la paz y al entendimiento".

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha lamentado "profundamente" y ha condenado "enérgicamente" el fallecimiento de Moise, para sumarse al "llamado a la paz", mientras que el mandatario peruano, Francisco Sagasti, ha lamentado que "estos hechos enlutan a nuestra región y no deben quedar impunes".

"CRIMEN HORRIPILANTE" QUE DEBE SER "INVESTIGADO A FONDO"

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, después de mostrarse "conmocionado" por el asesinato, ha recordado que "este delito conlleva el riesgo de inestabilidad y espiral de violencia" en Haití, mientras que ha insistido en que "los autores deben ser encontrados y llevados ante la Justicia".

Una petición a la que se ha sumado la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, que ha exigido que el ataque "sea investigado a fondo" a la vez que ha adelantado que "Europa seguirá de cerca la situación".

A su vez, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ha mostrado "conmocionado y entristecido" frente al "horrible" asesinato de Moise, un "acto atroz" sobre el que necesitan "mucha más información, pero que es muy preocupante" para el estado de Haití. También ha ofrecido su ayuda "mientras seguimos trabajando por un Haití seguro y protegido".

Un sentimiento de "conmoción" que ha compartido el primer ministro británico, Boris Johnson, que ha censurado este "acto abominable" para hacer un llamamiento "a la calma".

También ha trasladado sus condolencias el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que ha asegurado estar "sorprendido" por el "cobarde asesinato" sobre el que hay que "arrojar luz". "Hago un llamamiento a todos los implicados en la vida política haitiana para que mantengan la calma y la contención", ha pedido, a través de un comunicado compartido por el Elíseo.

LA OEA CONDENA LA "TENTATIVA DE SOCAVAR LA ESTABILIDAD INSTITUCIONAL"

Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA) ha condenado "en los más fuertes términos" el magnicidio del mandatario haitiano, un "acto criminal" que supone "una afrenta al conjunto de la comunidad de naciones democráticas" que representa el organismo, ha indicado la Secretaría en un comunicado.

Asimismo, ha deplorado "con la mayor vehemencia" este ataque, que ha considerado una "tentativa de socavar la estabilidad institucional del país".

"Rechazamos este objetable acto. Los desacuerdos y los disensos forman parte de un sistema de gobierno vigoroso y sólido", ha recordado el organismo, que ha censurado que "los asesinatos políticos no tienen lugar en una democracia".

Tras trasladar sus condolencias y su "solidaridad" con el pueblo haitiano en "este difícil momento", la OEA ha hecho un llamamiento a "poner fin a una política irresponsable que amenaza con hacer fracasar los avances democráticos y el futuro del país".

Contador

Para leer más