Condenado un marine estadounidense en Filipinas por el asesinato de una transexual

Actualizado 01/12/2015 11:18:41 CET

CIUDAD DE OLONGAPO (FILIPINAS), 1 Dic. (Reuters/EP) -

Un tribunal filipino ha declarado culpable este martes a un marine estadounidense del asesinato de una transexual y le ha condenado a entre 6 y 12 años de cárcel en un caso que ha reavivado el debate sobre la presencia militar norteamericana en el país.

El tribunal regional de la Ciudad de Olongapo también ha ordenado que el soldado Joseph Scott Pemberton pague más de 4,5 millones de pesos (algo más de 90.000 euros) a la familia de Jennifer Laude, que fue encontrada muerta el año pasado en un hotel cercano a la base naval estadounidense al noroeste de Manila.

El militar estadounidense servirá una pena mínima de 6 años y máxima de 12. Aunque había sido acusado de asesinato fue condenado por el delito inferior de homicidio, que no incluye intencionalidad. Aún puede apelar el veredicto y la sentencia.

Pemberton deberá estar recluido temporalmente en la penitenciaría nacional en Muntinlupa, al sur de la capital, hasta que los gobiernos de Filipinas y Estados Unidos acuerden dónde deberá cumplir su pena, como contempla el acuerdo de fuerzas visitantes.

Sin embargo, según ha revelado poco después el abogado de la víctima, los escoltas de seguridad estadounidenses están demorando la entrega del marine a la Policía filipina, que ha recibido la orden de trasladarle a la prisión.

Según el abogado Harry Roque, hay una disputa en el interior del tribunal entre la seguridad estadounidense y la Policía local por la custodia de Pemberton. Por el momento, no ha habido ningún comentario oficial sobre el caso por parte de las autoridades estadounidenses.

El Departamento de Justicia filipino ha intervenido para evitar una confrontación, pidiendo a las autoridades locales que lleven a Pemberton de vuelta a la base militar filipina bajo escolta policial, pero los abogados de la víctima sostienen que la orden del tribunal debe prevalecer.

El caso ha dividido al país y los grupos de izquierda han exigido al Gobierno filipino que ponga fin a los acuerdos militares con Estados Unidos porque son desfavorables para Filipinas.

Para leer más