Condenado a muerte un hombre en Malaui por el asesinato de un adolescente albino

Publicado 03/05/2019 22:43:40CET

BLANTYRE (MALAUI), 3 May. (Reuters/EP) -

Un tribunal de Malaui ha condenado a muerte este viernes a un hombre por asesinar a un adolescente albino, un caso que se ha convertido en uno de los focos de la campaña electoral de cara a los comicios que se celebrarán este mes.

"La condena a muerte es apropiada, ya que refleja un sentido de justicia en las circunstancias", ha dicho el juez Mclean Kamwambe, quien ha recalcado que quiere formular una dura advertencia para evitar este tipo de casos.

Kamwambe ha resaltado que los asesinatos y secuestros de albinos desde 2014 han dañado la imagen internacional de Malaui y han llevado al país africano a "un estado de terror".

Durante la jornada, el Gobierno ha empezado a entregar cerca de 1.600 alarmas personales a albinos para intentar evitar nuevos ataques. "Los aparatos serán distribuidos a personas con albinismo en todas las regiones de Malaui", ha apuntado la ministra de Género, Infancia y Discapacitados, Cecilia Chamaza.

Francis Masambuka, un activista albino, ha aplaudido el proyecto pero ha recalcado que no es la solución definitiva para poner fin a los ataques, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

Los ataques contra albinos siguen siendo relativamente frecuentes en la zona rural de Malaui, donde aún persiste la creencia de que utilizar partes del cuerpo de estas personas en rituales de brujería. También se han detectado casos en otros países de la región como República Democrática del Congo, Tanzania, Mozambique y Sudáfrica.

Este interés se ha traducido también en un lucrativo negocio, ya que las partes del cuerpo pueden venderse en el mercado negro hasta por 2.000 dólares y los cadáveres completos pueden alcanzar los 75.000 dólares, según informe de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

El debate se ha reavivado en Malaui tras el asesinado de Yasin Phiri el 1 de enero delante de su hijo. Los medios locales han informado de que los atacantes le arrancaron brazos, dientes y partes íntimas, lo que ha movilizado a grupos defensores de los Derechos Humanos.

Contador