Condenados a cadena perpetua y a 13 años de cárcel cuatro hombres por matar a familias gitanas en 2008 y 2009

Actualizado 06/08/2013 12:42:55 CET

BUDAPEST, 6 Ago. (Reuters/EP) -

Un tribunal húngaro ha condenado este martes a cuatro hombres --tres de ellos a cadena perpetua y uno a trece años de cárcel-- que entre 2008 y 2009 mataron e hirieron a miembros de familias gitanas y sembraron el terror entre la minoría romaní en Hungría, cuyos representantes han denunciado la pasividad policial.

Los cuatro condenados habían negado los cargos y sus abogados habían pedido su absolución. Las condenas, dictadas por el juez Laszlo Miszori, podrían ser apeladas en los próximos días.

En uno de los ataques, los cuales fueron cuidadosamente planeados y ejecutados durante un período de trece meses, varios hombres incendiaron una casa de la localidad de Tatarszentgyorgy (centro), cercana a un bosque, ubicado a unos 30 minutos de Budapest.

Cuando los inquilinos huyeron del edificio en llamas, los agresores disparon a la cabeza de Robert Csorba, un hombre romaní de 29 años, y de su hijo de cuatro años. También resultó gravemente herida una joven. Posteriormente, los asaltantes se dieron a la fuga.

En la víspera del veredicto, la madre de Robert, Erzsebet Csorba, declaró a la agencia Reuters que llevaba mucho tiempo esperando el momento de poder cerrar ese capítulo de su vida, pero no tenía esperanza de que se hiciese justicia plena.

"Puede que para nosotros sea más difícil superar este sufrimiento debido a toda la angustia que hemos padecido", ha afirmado Csorba. Hay extraños que todavía se acercan a nuestra casa por la noche a través del bosque y nos acechan, ha indicado.

Según los abogados de la minoría gitana, los documentos policiales muestran que, durante meses, las autoridades no se molestaron en investigar los ataques étnicos cometidos contra los romaníes.