Confirmados los primeros casos de cólera en Mozambique tras el paso de 'Idai'

Actualizado 27/03/2019 15:23:08 CET
Mozambique.- Confirmados los primeros casos de cólera en Mozambique tras el paso
REUTERS / MIKE HUTCHINGS

MSF apoya ya al Ministerio de Salud en la atención de los casos de diarrea en tres clínicas en Beira.

BEIRA (MOZAMBIQUE), 27 (Reuters/EP)

Las autoridades de Mozambique han anunciado que se han confirmado ya los cinco primeros casos de cólera en torno a la ciudad portuaria de Beira, una de las más afectadas por el paso del ciclón 'Idai'.

"Hemos hecho análisis de laboratorio y podemos confirmar que estas cinco personas han dado positivo por cólera", ha contado a la prensa Ussein Isse, un alto responsable sanitario del país. "Se propagará. Cuando hay un caso, hay que esperar muchos más casos en la comunidad", ha subrayado.

Además, según Isse, los trabajadores sanitarios también se enfrentan a 2.700 casos de diarrea acuosa aguda, lo cual podría ser un síntoma del cólera, por lo que el Gobierno ya ha organizado un centro de tratamiento para el cólera en el hospital de Beira.

El ciclón tocó tierra cerca de la ciudad de Beira el pasado 14 de marzo con vientos de hasta 170 kilómetros por hora. Por ahora, el balance de muertos se sitúa en 468, según ha informado este miércoles un responsable de gestión de desastres mozambiqueño, mientras que otras 129.000 personas desplazadas están alojadas en los centros habilitados por el Gobierno.

Unas 72.260 viviendas han quedado afectadas, de las que más de 36.700 han quedado destruidas y casi 2.200 están inundadas, mientras que también han resultad dañadas casi 500.000 hectáreas de cosechas, según la OCHA.

Desde que se produjo el desastre, tanto las agencias de la ONU como las ONG han venido advirtiendo del riesgo de que se produjeran brotes de enfermedades.

La OMS ha enviado 900.000 dosis de vacuna oral contra el cólera y se espera que lleguen al país en un plazo de diez días con vistas a una primera ronda de vacunaciones de la que se beneficiarán 100.000 personas.

Médicos Sin Fronteras (MSF) es una de las ONG que habían alertado del riesgo de cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua tras los estragos provocados por el ciclón, que afectó al sistema de agua y dejó a buena parte de la población sin acceso a agua potable.

BEBER AGUA CONTAMINADA O ESTANCADA, LA ÚNICA OPCIÓN

"Esto significa que no tienen más remedio que beber de pozos contaminados. Algunas personas incluso recurren a beber el agua estancada junto a la carretera", ha explicado en un comunicado el coordinador de emergencias de MSF en Beira, Gert Verdonck, lo cual "se traduce en un aumento de pacientes que padecen diarrea".

"En los últimos días, los centros de salud apoyados por MSF han atendido a cientos de pacientes con diarrea aguda", ha precisado. Según Verdonck, la organización está dando apoyo al Ministerio de Salud mozambiqueño "para que atienda a los pacientes sospechosos de padecer cólera en tres centros de salud de Beira", en los que hasta ahora se ha atendido a más de 200 pacientes de media al día.

En los próximos días, ha añadido, MSF trabajará junto al Ministerio "para extender las actividades lo más posible y brindar apoyo a más unidades de tratamiento del cólera". Asimismo, también tiene previsto rehabilitar un centro de tratamiento de cólera más grande y está en conversaciones con el Gobierno para "asistir en una gran campaña de vacunación contra el cólera en la zona", ha añadido.

MSF cuenta en la actualidad con más de 60 trabajadores internacionales que trabajan junto al personal de MSF que ya estaba establecido en Beira antes del ciclón y que trabajaba en un proyecto de VIH y además está contratando personal local para responder a las necesidades de la población damnificada.

MSF PONE EN MARCHA CLÍNICAS MÓVILES

Asimismo, ha puesto en marcha clínicas móviles para facilitar atención primaria a las comunidades más afectadas. Estos equipos, compuestos por médicos, auxiliares de clínica, enfermeros, promotores de salud y orientadores, están visitando las áreas más pobres de Beira, así como algunos de los 37 centros de tránsito que acogen a personas que han perdido sus hogares y han sido rescatadas de áreas inundadas fuera de la ciudad portuaria.

Por ahora, estas clínicas han tratado principalmente casos de diarrea, infecciones del tracto respiratorio y de la piel y heridas provocadas tanto por el ciclón como por las posteriores inundaciones. Asimismo, han atendido a personas con lesiones sufridas mientras intentaban reconstruir sus hogares. Cuando los pacientes necesitan atención médica urgente, MSF los traslada al hospital o a un centro de salud cercano.

Tras los resultados de las evaluaciones de salud realizadas en los últimos días así como del agua y el saneamiento, MSF tiene previsto expandir su respuesta más allá de Beira a varias de las áreas más afectadas del interior y del sur, en las provincias de Manica y Sofala, incluidas las ciudades de Buzi y Dondo que han resultado gravemente damnificadas.