El Congreso de Bolivia aprueba las últimas normas para iniciar la selección del nuevo Tribunal Electoral

Publicado 28/11/2019 19:30:34CET
Seguidor de Evo Morales con una bandera de Bolivia en Cochabamba
Seguidor de Evo Morales con una bandera de Bolivia en Cochabamba - REUTERS / MARCO BELLO

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Legislativa de Bolivia ha aprobado este jueves el reglamento y la convocatoria para la selección de los nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE), paso previo para la celebración de unas nuevas elecciones presidenciales que zanjen la crisis política desatada por las del 20 de octubre.

"Aprobamos el reglamento y la convocatoria por dos tercios", ha anunciado la presidenta de la Cámara de Diputados, Eva Copa, indicando que el viernes se hará la publicación oficial.

"Esperamos a todos los bolivianos y bolivianas que quieran presentarse porque a partir de mañana (viernes) los requisitos estarán publicados en periódicos y podrán ver cuáles son y presentarse", ha explicado Copa, según informa la agencia de noticias ABI.

Los interesados podrán presentar su candidatura en un plazo de ocho días, a contar desde el lunes, tras lo cual una comisión parlamentaria se encargará de filtrar a los aspirantes. Para ello, tendrá 20 días.

La conformación de un nuevo TSE es un requisito indispensable para convocar a unas nuevas elecciones presidenciales, conforme a un acuerdo alcanzado por simpatizantes y detractores del ex presidente Evo Morales en el Congreso.

Dicho acuerdo veta expresamente una eventual candidatura de Morales y del que fuera su vicepresidente, Álvaro García Linera. De momento, el líder opositor Carlos Mesa, que quedó segundo el 20 de octubre, según resultados oficiales, ha anunciado que repetirá en las urnas.

CRISIS POLÍTICA

La crisis se desató tras las elecciones presidenciales del 20 de octubre, en las que Morales proclamó su victoria pero la oposición denunció un "fraude gigantesco". La Organización de Estados Americanos (OEA) hizo una auditoría del proceso electoral en la que halló "irregularidades".

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre y huyó a México. Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, se proclamó presidenta interina para llenar el vacío de poder dejado por el antiguo mandatario y la renuncia de otros altos cargos.

Ni Morales ni sus seguidores reconocen a Áñez porque consideran que su estancia en el Palacio Quemado es fruto de un "golpe de Estado". Ella, por su parte, ha aseverado que solo estará en el cargo el tiempo necesario para convocar nuevas elecciones.

Contador

Para leer más