El Congreso de Filipinas aprueba ampliar hasta finales de 2019 la ley marcial en Mindanao

Soldado filipino en la ciudad de Marawi junto a una pintada de Estado Islámico
REUTERS / ROMEO RANOCO - Archivo
Publicado 12/12/2018 7:59:40CET

MANILA, 12 Dic. (Reuters/EP) -

El Congreso de Filipinas ha aprobado este miércoles ampliar un año más la ley marcial en la isla de Mindanao, en el sur del país, de que el presidente del país, Rodrigo Duterte, abogara por mantener estrictas medidas de seguridad para evitar que los extremistas musulmanes se reagruparan.

Una sesión legislativa conjunta ha votado a favor de mantener el gobierno militar en Mindanao hasta finales de 2019, prolongando lo que ya era el período más largo de la ley marcial en el país desde la brutal década de 1970 del fallecido dictador Ferdinand Marcos.

Las zonas musulmanas de Mindanao, en su mayoría pobres, han estado preocupadas durante décadas por la piratería y las rebeliones armadas por parte de las milicias separatistas y comunistas, algunas de las cuales han sido manejadas por movimientos de descentralización.

El conflicto en Marawi, el mayor desafío en materia de seguridad que ha afrontado el presidente filipino, Rodrigo Duterte, comenzó el 23 de mayo de 2017 cuando los milicianos del grupo Maute impidieron que las Fuerzas Armadas de Filipinas llevaran a cabo una operación para detener al líder de Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon, escondido en esa ciudad de Minadanao.

Los combates en Marawi se saldaron finalmente con la muerte de Hapilon y los principales líderes del grupo Maute y dejaron el centro de la ciudad completamente destrozado, con edificios quemados y derrumbados, además de provocar una crisis humanitaria que dejó a más de 400.000 personas alejadas de sus hogares.

"A pesar de los avances sustanciales logrados durante el período de la ley marcial, no podemos cerrar los ojos ante la realidad de que Mindanao se encuentra en medio de la rebelión", ha escrito Duterte en una carta al Congreso.

El portavoz de Duterte y el Ejército han agradecido a los legisladores después de la votación y han señalado que los derechos y las libertades civiles se mantendrían bajo la ley marcial con la intención de evitar que los grupos radicales se expandan más allá de Mindanao.

Los legisladores de la oposición han indicado que la ampliación de la ley marcial no está justificada porque ya no existe una rebelión.