Actualizado 12/07/2020 8:57:48 +00:00 CET

El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba la prolongación de la ayuda humanitaria en Siria durante un año

Reparto de ayuda de la ONU y la SARC en Rukban
Reparto de ayuda de la ONU y la SARC en Rukban - OCHA SIRIA - Archivo

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este sábado una resolución para garantizar la entrega de ayuda humanitaria desde Turquía hacia el noroeste de Siria durante un año, después de que los gobiernos de Rusia y China vetaran el viernes su aprobación.

La resolución aprobada contempla la entrega de ayuda a través de un solo paso fronterizo durante un año más, en línea con la propuesta que había planteado Rusia. El proyecto anterior, preveía la entrada de ayuda por dos pasos fronterizos durante seis meses más.

La nueva resolución permitirá la entrega de comida, medicinas y asistencia a través del cruce fronterizo Bab al Hawa, según ha informado Naciones Unidas en un comunicado.

"Son buenas noticias para los millones de personas en Siria que el Consejo de Seguridad haya podido llegar finalmente a un acuerdo sobre nuestra propuesta de compromiso", ha trasladado el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas.

La aprobación ha contado con la aprobación de Bélgica y Alemania, además de Estonia, Francia, Indonesia, Níger, San Vicente y las Granadinas, Sudáfrica, Túnez, Reino Unido, Estados Unidos y Vietnam. Mientras, China, Rusia y República Dominicana se han abstenido en la votación.

Los gobiernos de Rusia y China vetaron el viernes un intento de última hora de aprobar la resolución sobre la entrega de ayuda humanitaria transfronteriza en Siria desde Turquía, ante un plazo que expiraba durante esa misma jornada.

Moscú había vetado varias propuestas alemanas sobre la instalación de dos pasos fronterizos junto a China. La votación del proyecto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se saldó con trece votos a favor y dos en contra, los de Rusia y China, que cuentan con derecho a veto en el organismo internacional.

El veto se produjo dos días después de que ambos países paralizaran una prórroga del sistema de fronteras que permite el traslado de ayuda humanitaria a la población civil de Siria, en vigor desde 2014. Asimismo, fue rechazada una propuesta alternativa presentada por Moscú.

Moscú defendió que Naciones Unidas debería trabajar más de cerca con el Gobierno de Siria "en lugar de depender continuamente de mecanismos temporales y extraordinarios", al tiempo que aseguró que "no se puede ignorar el impacto negativo del régimen de sanciones" por parte de Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Por su parte, la delegación china destacó que Pekín "apoya a la comunidad internacional a la hora de incrementar los esfuerzos humanitarios en Siria, siempre y cuando se respete la soberanía e integridad territorial" del país.