El Consejo de Seguridad de la ONU levanta el embargo de armas y las sanciones contra Eritrea

Isaias Afewerki y Abiy Ahmed en Asmara
REUTERS / SOCIAL MEDIA - Archivo
Publicado 14/11/2018 16:57:38CET

Eritrea celebra la decisión pero espera que el Consejo de Seguridad "enmiende el mal hecho" al país

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado por unanimidad el levantamiento del embargo de armas que pesaba desde hace casi una década y las sanciones dirigidas impuestas a Eritrea tras el acercamiento protagonizado en los últimos meses por este país con Etiopía y la relajación en la tensión con Yibuti.

La resolución adoptada este miércoles, según informa la agencia Reuters, también insta a Eritrea y Yibuti a que trabajen hacia la normalización de las relaciones y a resolver la disputa fronteriza.

Por último, el texto exige al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a que informe al Consejo de Seguridad sobre los progresos para el próximo 15 de febrero y desde entonces cada seis meses.

"El Consejo de Seguridad de la ONU ha adoptado por unanimidad una resolución que levanta las prolongadas e injustificadas sanciones impuestas contra Eritrea", ha celebrado en su Twitter la delegación del país del Cuerno de África ante Naciones Unidas.

"El Gobierno de Eritrea da la bienvenida a esta atrasada decisión de deshacer una injusticia, casi una década después de los perversos actos que se adoptaron inculcando un daño indefendible al país", ha sostenido el Ejecutivo que encabeza Isaias Afewerki en un comunicado difundido por el ministro del Interior, Yemane G. Meskel.

El Gobierno eritreo ha rendido "tributo al vigoroso desafío de los eritreos dentro y fuera del país contra la injusticia" y su "paciencia frente a la adversidad", al tiempo que ha aprovechado para dar las gracias a "todos los amigos de Eritrea que sumaron su peso moral" y contribuyeron para que se levantaran las sanciones.

ASMARA DENUNCIA QUE LE FUERAN IMPUESTAS LAS SANCIONES

Pese a la buena noticia, Asmara ha reiterado su disconformidad con las sanciones que le fueron impuestas durante estos años. "Incluso cuando pasamos la página de este oscuro capítulo y nos centramos en el futuro, debemos ponderar y evaluar lo que transpira. ¿Por qué Eritrea fue victimizada de forma innecesaria? ¿Cuáles fueron las dinámicas que llevaron a una farsa de justicia internacional a esta escala?", ha planteado el Gobierno eritreo.

Así las cosas, ha sostenido que el Consejo de Seguridad tiene "una responsabilidad en llevar a cabo enmiendas al mal hecho, más allá de levantar las sanciones". "El Gobierno y el pueblo de Eritrea no abandonarán por tanto sus esfuerzos por la verdad y la justicia con el mero levantamiento de las sanciones", ha advertido Asmara.

Eritrea estaba sujeta a un embargo de armas por parte de la ONU desde 2009 después de que expertos de Naciones Unidas que supervisaban las sanciones sobre Somalia acusaran a Asmara de ofrecer apoyo político, financiero y logístico a grupos armados que perjudicaban la paz y la reconciliación en Somalia. Eritrea ha negado las acusaciones.

Etiopía y Eritrea pusieron fin el pasado mes de julio el estado de guerra en el que permanecían los dos países desde el conflicto que mantuvieron entre 1998 y 2000 y acordaron la reapertura de sus embajadas. Desde entonces, los dos países han restablecido los vuelos y reabierto sus fronteras.

El Consejo de Seguridad dio la bienvenida a la decisión en un comunicado entonces, pero no se comprometió a revisar las sanciones después de que Estados Unidos, China, Reino Unido, Francia y Costa de Marfil plantearan preocupaciones respecto a dicho paso.

A continuación, en septiembre, Eritrea y Yibuti acordaron trabajar en su reconciliación tras los enfrentamientos mantenidos entre los dos países en junio de 2008 después de que Yibuti acusara a Asmara de trasladar tropas al otro lado de la frontera.

En una resolución de noviembre de 2017, el Consejo de Seguridad dijo que la resolución pacífica de la disputa fronteriza sería un factor a tener en cuenta de cara a la revisión de las sanciones contra Eritrea. Tanto Estados Unidos como China tienen bases militares en Yibuti.

ETIOPÍA CELEBRA EL PASO

El Gobierno etíope se ha apresurado a felicitar a su vecino y ha agradecido al Consejo de Seguridad que "respondiera a su llamamiento" de que se levantaran las sanciones a Eritrea.

"El levantamiento de las sanciones tendrá efectos de largo alcance para mejorar la estabilidad del Cuerno de África y forjar una paz duradera y una normalización de las relaciones entre los países de la región", ha subrayado el Ejecutivo que lidera Abiy Ahmed en un comunicado.

"Etiopía reitera su compromiso a garantizar la paz, el desarrollo y la cooperación regionales trabajando codo con codo con Eritrea y otros países vecinos", ha asegurado el Gobierno etíope, incidiendo en que el fin de las sanciones también ayudará a impulsar los avances en materia económica, cultural y social alcanzados en los últimos meses entre los dos países.