Los convocantes suspenden abruptamente la manifestación ultraderechista en Chemnitz, Alemania

Manifestación de la ultraderecha en Chemnitz
BORIS ROESSLER/DPA / BORIS ROESSLER
Publicado 01/09/2018 21:10:28CET

CHEMNITZ (ALEMANIA), 1 Sep. (DPA/EP) -

Los responsables de la manifestación convocada este sábado contra la criminalidad y la inmigración en la ciudad alemana de Chemnitz han suspendido abruptamente la protesta después de que el inicio de la marcha fuera aplazado una y otra vez y quedara varada en la plaza donde está ubicado el famoso busto del filósofo Carlos Marx.

Muchos participantes en la Marcha del Silencio, convocada por el partido Alternativa para Alemania (AfD) y el movimiento islamófobo Pegida protestaron a viva voz y se negaron a disolver la protesta. En el acto se han contabilizado 4.500 asistentes, según la Policía.

Sin embargo, una férrea barrera de agentes y policía montada les impidieron seguir para evitar choques con los activistas antifascistas que también intentaban abrirse paso. En la contramanifestación había unas 3.500 personas.

"Hoy, Sajonia y Chemnitz tienen que enviar el mensaje de que nos opondremos a los instigadores de derecha con todos los recursos del Estado de derecho", ha destacado la alcaldesa de la ciudad, la socialdemócrata Barbara Ludwig.

Más de 70 organizaciones sociales llamaron a la sociedad a plantar cara a la xenofobia. Bajo el lema Corazón En Vez de Persecución, los colectivos antifascistas salieron a la calle para mostrar que Chemnitz es una ciudad abierta y tolerante con personas de todo el mundo y evitar que se utilice la muerte del joven de 35 años presuntamente a manos de dos extranjeros para azuzar la xenofobia.