Actualizado 21/08/2007 11:15 CET

Corea.- La Cruz Roja pide ayuda internacional por 4 millones para los damnificados por las lluvias en Corea del Norte

SEÚL, 21 Ago. (EP/AP) -

La Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna roja pidió ayuda internacional por valor de 5,5 millones de dólares (poco más de cuatro millones de euros) para atender a los damnificados por las lluvias e inundaciones que han causado estragos en el país asiático y que ha afectado a 3,7 millones de personas.

Han sido las lluvias más intensas en los últimos 40 años que se han cobrado la vida de 221 personas, mientras que han destruido casi 60.000 viviendas, edificios públicos y más del 40 por ciento de las instalaciones sanitarias del país, según la federación.

"La situación está empeorando mientras la gente está cayendo enferma debido a las pobres condiciones de higiene", explicó en un comunicado Jaap Timmer, director de la delegación de la Cruz Roja en Pyongyang.

Timmer resaltó que muchos norcoreanos se han puesto enfermos con diarrea debido a las aguas contaminadas y hay informes del incremento de las infecciones respiratorias, sobre todo entre los más pequeños.

Mientras, el Gobierno australiano informó hoy del envío de comida por valor de 1,6 millones de dólares (casi 1,2 millones de euros) a Corea del Norte como parte de las medidas de ayuda puestas en marcha por el Programa Mundial de Alimentos (PAM). Canberra, que mantiene relaciones diplomáticas con Pyongyang, ha dicho que está dispuesta a proporcionar mayor asistencia al país si éste lo necesita.

Por otro lado, Corea del Sur señaló que está preparando la repatriación de los cadáveres de nueve civiles presuntamente norcoreanas que fueron encontrados en un río justo al sur de la fortificada frontera entre los dos países.

Los cuerpos fueron hallados en el río Imjin hace dos semanas y aparentemente llegaron hasta allí por las enormes riadas provocadas por las lluvias, explicaron fuentes policiales.

"Nos estamos coordinando" con Corea del Norte para entregar los cadáveres, indicó un portavoz de la Cruz Roja en Seúl, aunque añadió que los dos países todavía necesitan trabajar en los detalles técnicos.