Corea del Norte condena a un misionero surcoreano a realizar trabajos forzados de por vida por espionaje

Actualizado 30/05/2014 22:27:19 CET

SEÚL, 30 May. (Reuters/EP) -

Corea del Norte ha condenado a un misionero surcoreano a realizar trabajos forzados de por vida por espionaje y por crear una iglesia de forma clandestina, según ha informado la agencia de noticia oficial del régimen comunista, KCNA.

"El acusado ha admitido todos los crímenes. Ha intentado infiltrarse en Pyongyang después de traspasar ilegalmente la frontera con el fin de crear una iglesia clandestina y recabar información sobre los asuntos internos de Corea del Norte", ha dicho KCNA.

El misionero surcoreano ha sido identificado como Kim Jong Uk, quien en una aparición televisada el pasado mes de febrero admitió que había espiado para la Inteligencia surcoreana, así como sus actividades religiosas.

Seúl ha pedido insistentemente a Pyongyang que libere a Kim y que le permita regresar al país o que, al menos, permita a su familia visitarle, pero el régimen comunista se ha negado.

Corea del Norte todavía retiene al misionero coreano-estadounidense Kenneth Bae, al que condenó a 15 años de trabajos forzados por intentar usar la religión para derrocar al Gobierno de Kim Jong Un.

Para leer más