Corea del Sur apaga los altavoces que emiten propaganda en la frontera y amenaza con nuevas retransmisiones

Militares del Ejército surcoreano instalan altavoces cerca de la primera línea en Paju, Corea del Sur.
Militares del Ejército surcoreano instalan altavoces cerca de la primera línea en Paju, Corea del Sur. - Europa Press/Contacto/Defense Ministry
Actualizado: lunes, 10 junio 2024 17:09

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades militares surcoreanas han decidido este lunes no encender los altavoces instalados en la frontera con Corea del Norte para emitir propaganda a todo volumen y ha amenazado con llevar a cabo nuevas retransmisiones en el marco de la escalada con Pyongyang después de que en las últimas semanas hayan lanzado globos con basura hacia el vecino del sur.

El Estado Mayor Conjunto del Ejército de Corea del Sur ha informado de que reanudarán "inmediatamente" las retransmisiones con propaganda en la frontera si Pyongyang lleva a cabo nuevos actos "despreciables" contra Seúl, por lo que es una decisión que depende "enteramente" de las autoridades norcoreanas.

Las autoridades militares de Corea del Sur también han advertido de que su vecino del norte podría estar instalando los mismos aparatos en la frontera, si bien por el momento no han realizado retransmisiones, según ha recogido la agencia de noticias Yonhap.

Seúl ha respondido al lanzamiento de estos globos con la emisión en la víspera de propaganda en las inmediaciones de la zona desmilitarizada entre ambos países. La última vez que tomó una decisión de esta envergadura fue hace ocho años, en enero de 2016, en represalia por la cuarta prueba nuclear de Corea del Norte.

En respuesta a este anuncio, Kim Yo Jong, la hermana del dirigente norcoreano, Kim Jong Un, ha advertido de que habrá "nuevas respuestas" por parte de Corea del Norte si continúa la llegada de panfletos y el uso de altavoces. "Este es el preludio a una situación muy peligrosa", ha indicado.

Pyongyang ha enviado más de 3.500 globos con basura a Corea del Sur en lo que ha calificado como una acción de "ojo por ojo" debido al lanzamiento de panfletos con propaganda al otro lado de la frontera por parte de un grupo de desertores norcoreanos.

El efecto más directo de esta nueva escalada de tensiones entre ambos países, que ha conllevado también la interferencia de señales GPS, ha sido la suspensión total del pacto intercoreano suscrito hace seis años.

Leer más acerca de: