Corea del Sur creará una cuenta para la futura unificación con el Norte

Actualizado 23/11/2011 16:06:52 CET

Corea del Sur creará una cuenta para la futura unificación con el Norte

En el fondo intercoreano

Actualizado 23/11/2011 16:06:52 CET

SEÚL, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Corea del Sur quiere crear una cuenta exclusiva para la futura unificación con Corea del Norte en el fondo intercoreano de cooperación, el cual asciende actualmente a un billón de wones (647 millones de euros), según ha informado este miércoles el ministro de Unificación surcoreano, Yu Woo Ik.

   El fondo ya incluye una cuenta específica para los proyectos intercoreanos, según el Ministerio. La idea de la nueva cuenta, cuya creación se someterá a votación en el Parlamento, se enmarca en los esfuerzos del Gobierno surcoreano para hacer frente al coste que supondrá la reunificación con uno de los países más pobres del mundo.

   El Instituto de Corea para la Unificación Nacional estima que el coste inicial de la integración de las dos Coreas será de entre 55 y 249 billones de wones (entre 35.600 y 161.000 millones de euros). Esta estimación, calculada para el primer año, se basa en la asunción de que los dos países podrían convertirse en uno solo de aquí a dos décadas.

   Yu ha declarado a un grupo de periodistas en Pekín que el Gobierno surcoreano no pretende aplicar a corto plazo el plan para crear un impuesto que contribuya a financiar la futura unión, según ha informado la agencia de noticias Yonhap.

   Las autoridades surcoreanas están estudiando los detalles del llamado 'impuesto de unificación' desde el año pasado, cuando el presidente, Lee Myung Bak, propuso usar el dinero de los contribuyentes para financiar la unificación.

   Siete de cada diez surcoreanos creen que los costes de la unificación superarán a los beneficios, según un encuesta realizada la semana pasada a unas 1.000 personas y publicada por el Consejo Asesor sobre la Unificación Nacional, que asesora al presidente.

NORCOREANOS QUE HUYEN

   Durante su visita a China, Yu ha intentado hacer comprender mejor a las autoridades de este país la situación de la península Coreana, así como reforzar las relaciones de Corea del Sur con China, principal aliado de Pyongyang.

   Concretamente, el ministro ha pedido al Gobierno chino que traslade a Corea del Sur a los norcoreanos que han huido de su país. Se cree que decenas de miles de norcoreanos viven ocultos en China con la esperanza de viajar a Tailandia o a otros países del sureste de Asia para luego trasladarse a Corea del Sur.

   Pekín no reconoce como refugiados a los norcoreanos que han huido y los manda de vuelta a su país, donde pueden sufrir duros castigos e incluso ser ejecutados, según han afirmado personas que han escapado y activistas.

UN AÑO DESDE EL ATAQUE CONTRA YEONPYEONG

   En otro orden de cosas, el presidente de Corea del Sur ha dicho este miércoles que espera que Pyongyang pida perdón formalmente por haber bombardeado hace exactamente un año la isla surcoreana de Yeonpyeong --junto a la frontera marítima común--, causando la muerte de dos militares y dos civiles.

   Durante una visita al centro de mando de la Marina en las islas Noroccidentales con motivo del primer aniversario del ataque, Lee ha recordado que "Corea del Norte aún no ha pedido disculpas oficialmente". "Espero que exponga de alguna manera su postura oficial en beneficio de la reconciliación nacional", ha añadido, según Yonhap.

   Ese ataque fue el primero realizado por el Norte contra territorio surcoreano desde el fin de la Guerra de Corea (1950-1953). Pyongyang dijo que lamentaba haber causado la muerte de civiles, pero justificó el bombardeo como una medida de defensa ante las maniobras navales del Sur.

   "Corea del Norte provoca cuando estamos débiles. Si somos fuertes, no se atreverá a hacer provocaciones", ha señalado Lee. "Nuestro objetivo no es ir a la guerra, sino evitar la guerra", ha subrayado.