Actualizado 24/12/2016 10:58 CET

Los cristianos del norte de Irak celebran su primera Navidad sin Estado Islámico

Tienda de productos navideños en Erbil
REUTERS

BARTELLA, 24 Dic. (Reuters/EP) -

Los cristianos que viven en las pequeñas localidades que rodean la importante ciudad de Mosul, en el norte de Irak, celebran este sábado su primera Navidad después de varios años sometidos al yugo de los terroristas de Estado Islámico.

Bartella, hogar de unos miles de asirios, se vació en 2014 cuando los milicianos de negro se hicieron con el control de la franja septentrional de Irak, en el auge de su autodenominado 'califato', que se extiende hasta territorio sirio.

La ofensiva lanzada el pasado 17 de octubre por las fuerzas iraquíes, con el apoyo de las milicias chiíes locales y de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, logró echar a los yihadistas de Bartella en los primeros días.

Algunos cristianos --unos cientos de los miles-- han decidido regresar a Bartella esta Navidad. "Es una mezcla de felicidad y tristeza", cuenta el obispo local Musa Shemali, de la parroquia Mar Shimoni, que ha sufrido importantes daños.

"Estamos muy tristes por lo que nuestros propios compatriotas han hecho a nuestros sitios sagrados, pero al mismo tiempo estamos felices porque por primera vez en años podemos celebrar la Navidad", explica en declaraciones a Reuters.

Para la mayoría, aunque la ciudad aún carece de servicios básicos a causa de la destrucción del Estado Islámico, es un momento feliz. "Este es el mejor día de mi vida", señala Shrook Tawfiq, una mujer de 52 años que tuvo que huir a la vecina Erbil. "Pensé que no volveríamos", confiesa.

La irrupción de la organización que lidera Abu Bakr al Baghdadi en la provincia de Nínive, cuna de uno de los asentamientos cristianos más antiguos del mundo, que se remonta 2.000 años, desató el terror sobre esta y otras minorías religiosas.

Los terroristas les dieron un ultimátum: pagar elevados impuestos, convertirse al islam o morir. En respuesta, muchos huyeron a la región autónoma del Kurdistán, también en el norte, que ha resistido y combatido el avance del Estado Islámico.

Para leer más