Crónica Irán.- Solana viajará en los próximos dos días a Irán para presentar la propuesta de incentivos

Actualizado 03/06/2006 20:59:22 CET

Mottaki dice que Teherán hará sus "observaciones" cuando conozca lo propuesta y reitera su disposición a negociar sin condiciones

TEHERAN, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alto representante de la Unión Europea para la la Política Exterior, Javier Solana, viajará en los dos próximos días a Irán para transmitir a Teherán el paquete de incentivos que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania acordaron el jueves en Viena con el fin de convencer a Irán para que abandone el enriquecimiento de uranio, en un clima de cierto optimismo después de que el ministro iraní de Exteriores, Manuchehr Mottaki, dijera hoy que es posible "dar un gran paso adelante" y diera la bienvenida a conversaciones sin condiciones con todas las partes, incluyendo Estados Unidos.

"Si en la nueva propuesta europea que está previsto que Javier Solana presente en Teherán en los próximos dos días, hubiera buena fe, posiblemente se cree una salida al atolladero en el que ellos mismos se han metido", aseveró Mottaki, citado por la agencia oficial IRNA, precisando que Irán "estudiará la propuesta en el momento adecuado y luego anunciará sus puntos de vista al respecto".

"Teherán tiene observaciones que dar que hará públicas tras analizar las nuevas propuestas europeas; estas observaciones incluyen la forma y composición de las negociaciones", explicó, precisando que Irán cre que "las reflexiones que vamos a ofrecer a la otra parte, tras el estudio de las propuestas, pueden preparar el terreno para un posterior análisis completo de la cuestión (nuclear iraní) y el entendimiento".

El ministro dijo que no podía ser más preciso sobre el viaje de Solana, ya que Irán celebra en los próximos días el 17 aniversario del fallecimiento del imán Jomeini y el calendario del país está condicionado por las celebraciones. La portavoz de Solana, Cristina Gallach, había adelantado poco antes que "Solana está preparado para viajar, muy pronto". "El viaje no va a ser un viaje de negociación, el objetivo es presentar las propuestas de la comunidad internacional", agregó.

Por otra parte, Mottaki aseguró que Teherán "apoya unas negociaciones justas, no discriminatorias y sin condiciones previas", precisando que Teherán desea que en dichas negociaciones estén presentes "las partes implicadas en el asunto que sean miembros de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA)".

En este sentido, Mottaki valoró positivamente que Europa presente sus nuevos puntos de vista bajo la forma de unas nuevas propuestas realistas, y explicó que Teherán en sus contactos con las distintas partes "les hemos recomendado que no repitan los errores del pasado y que presenten una proposición que contemple todos los ángulos".

Tras reiterar que "las armas nucleares no tienen cabida en la doctrina de defensa de Irán", Mottaki propuso desmantelar todas y cada una de las bombas nucleares que existen en el mundo e insistió en que no se debe repetir el gran error cometido en Hiroshima y Nagasaki. "Irán será un miembro activo de toda medida o labor internacional que se lleve a cabo para desmantelar las armas nucleares", concluyó el ministro iraní.

CONVERSACIONES SIN CONDICIONES PREVIAS

Por su parte, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, conversó telefónicamente hoy con el secretario general de la ONU, Kofi Annan, a quien también transmitió que Irán está preparado para mantener conversaciones sobre su programa nuclear pero preferiría que las negociaciones fueran democráticas y sin ninguna condición previa o amenaza, según informa la agencia oficial iraní IRNA.

Asimismo, el presidente iraní reiteró que Teherán respeta el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) y el acuerdo de salvaguarda de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), subrayando que ésta no ha constatado ninguna desviación del uso civil de la tecnología nuclear por parte de Irán.

Ahmadineyad defendió en su conversación con Annan que el TNP se aplique de forma justa y que sus países miembros gocen de las mismas condiciones. "Es de esperar que la ONU y el secretario general se encarguen de la situación de crisis que ciertos estados han creado a Irán, ya que no respetan los derechos iraníes en el contexto del TNP", consideró Ahmadineyad.

"Sin embargo, Irán cree que la diplomacia y el diálogo son efectivos para acabar con el 'impás' y apoya el papel del secretario general de la ONU para poner fin a la crisis actual", añadió el presidente iraní.

Por su parte, según IRNA, Annan subrayó que la continuación de las negociaciones es el único modo de ayudar a resolver el problema. "Entiendo que Irán se oponga a cualquier amenaza a su seguridad nacional y llamo la atención de Estados Unidos y los europeos del hecho de que Irán tiene razón al rechazar cualquier amenaza sobre su programa nuclear", añadió, expresando su deseo de que la crisis se resuelva a través del diálogo.

Desde Estados Unidos, también se ve con cierto optimismo la situación actual y se espera que Irán acepte los incentivos propuestos, después de que además esta semana Washington se ofreciera a entrar en las conversaciones directas que mantienen con Teherán Francia, Alemania y Reino Unido.

RUMSFELD OPTIMISTA

El secretario de Defensa estadounidense, Donald H. Rumsfeld, dijo hoy que Washington mantiene todavía esperanzas en que Irán dé una respuesta positiva al nuevo paquete de medidas adoptado por la comunidad internacional a cambio del abandono de su programa de enriquecimiento de uranio. "La información acaba de ser comunicada y creo que lo mejor que podemos hacer es esperar y ver qué camino adopta el Gobierno iraní", declaró Rumsfeld desde Singapur, según recoge AP.

Aunque el contenido de la propuesta no se ha hecho público aún, Rumsfeld indicó que espera que Irán "reconozca la seriedad y la sustancia" de lo que se ha propuesto, ya que de rechazar la propuesta de incentivos a cambio del abandono de su programa nuclear, Irán podría verse sometido a sanciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.