Crónica O.Próximo.- Abbas aprueba la lista de Gobierno de Haniyeh e Israel anuncia el boicot al nuevo Ejecutivo

Actualizado 15/03/2007 19:13:33 CET

El nuevo Ejecutivo respetará los acuerdos firmados por la OLP, pero apoyará el "legítimo derecho" a la resistencia

CIUDAD DE GAZA/JERUSALÉN, 15 Mar. (EP/AP) -

El primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, presentó hoy la lista del nuevo Gobierno de coalición al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, quien la ha aceptado. El nuevo Gobierno --encabezado por Haniyeh, cuyo 'número dos' será Azzam al Ahmed, de Al Fatá, y que contará con nueve ministros de Hamás y seis de Al Fatá-- será votado el sábado por el Parlamento palestino, y se prevé una victoria fácil para la coalición.

Según el programa acordado entre las partes, el nuevo Gobierno de unidad nacional respetará "las resoluciones y acuerdos internacionales" firmados por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), pero al mismo tiempo apoyará a la "resistencia", por considerarla "un legítimo derecho para el pueblo palestino" cuya finalización "dependerá de que concluya la ocupación y se consiga la libertad, el derecho al retorno y la independencia". De momento, Israel ya ha advertido de que no colaborará con el nuevo Ejecutivo palestino y ha instado a la comunidad internacional a que tampoco lo haga.

"He entregado al presidente la lista de candidatos para la nueva coalición, y la ha aceptado", declaró Haniyeh. "Somos optimistas en que el Gobierno emprenderá una nueva era", añadió. El nuevo gabinete está formado por nueve ministros procedentes de su formación, el Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás), y seis de la formación de Abbas, Al Fatá.

La convulsa cartera de Interior corresponderá al independiente Hani Kawasmi, natural de Hebrón (Cisjordania) y licenciado en Derecho por la Universidad de El Cairo. El nuevo titular de Interior mantiene buenas relaciones tanto con Hamás como con Al Fatá, pero no pertenece a ninguna de estas formaciones.

Otros ministros destacados son Salam Fayyad, un economista respetado internacionalmente que asumirá la cartera de Finanzas; Ziad Abu Amr, un diputado independiente que ejercerá el Ministerio de Asuntos Exteriores; y Azzam al Ahmed, jefe del grupo parlamentario de Al Fatá, que ejercerá de viceprimer ministro.

El trámite de hoy abre la vía a la votación parlamentaria del nuevo gobierno. El presidente en funciones del Consejo Legislativo Palestino, Ahmad Bahar --el oficial, Aziz Dweik, se encuentra encarcelado por Israel--, ha convocado una sesión para las 11:00 horas del próximo sábado (10:00, hora peninsular española) en Ramala y en la Franja de Gaza (donde la sesión será transmitida por videoconferencia) para la votación de la moción de confianza al nuevo Gobierno.

"Haremos todo lo que podamos para apoyar la unidad nacional, para acabar con el asedio y para mantener relaciones con la comunidad internacional", declaró Haniyeh tras la presentación de la lista. El primer ministro también aseguró que ha recibido señales de que los europeos están dispuestos a colaborar con el nuevo Gobierno, aunque admitió que será más difícil conseguir el apoyo de Estados Unidos e Israel. "Sin duda hay una posición diferente por parte de Estados Unidos e Israel", declaró.

EL PROGRAMA POLÍTICO

"El Gobierno confirma que la clave para la seguridad y la estabilidad en la región es el fin de la ocupación israelí en la tierra palestina y el reconocimiento del derecho de los palestinos a la autodeterminación", proclama el programa político del nuevo Ejecutivo de unidad nacional, cuyo texto ha sido publicado en dos páginas de internet de Hamás.

Por ello, señala el documento, "el Gobierno trabajará con la comunidad internacional para poner fin a la ocupación y para devolver los legítimos derechos al pueblo palestino". "El Gobierno acata la protección de los máximos intereses nacionales del pueblo palestino y la protección de sus derechos", y "con esta base, respeta las resoluciones y acuerdos internacionales firmados por la OLP", se asegura en el programa político.

En todo caso, "el Gobierno insiste en su rechazo a las llamadas fronteras estatales temporales, porque esta idea se basa en un principio que niega los derechos legítimos del pueblo palestino", añade el texto. Asimismo, "apoya los derechos de los refugiados palestinos, y el derecho de los refugiados palestinos a regresar a su tierra y a recuperar sus pertenencias".

"El Gobierno confirma que resistencia es un legítimo derecho para el pueblo palestino y que la finalización de la resistencia depende de que concluya la ocupación y se consiga la libertad, el derecho al retorno y la independencia", manifiesta el programa político del nuevo Ejecutivo de unidad nacional.

BOICOT DE ISRAEL Y DUDAS DE LA UE

El portavoz del Ministerio israelí de Asuntos Exteriores, Mark Regev, aseguró hoy que Israel no tiene intención de colaborar con el nuevo Gobierno de unidad nacional palestino e instó a la comunidad internacional a que no coopere con la coalición gubernamental palestina.

"Desgraciadamente, el nuevo Gobierno palestino parece que no satisface las tres condiciones de la comunidad internacional", declaró, en referencia al reconocimiento de Israel, la renuncia a la violencia y la aceptación de los acuerdos firmados en el pasado con Israel. "Por tanto, Israel no tendrá tratos con este nuevo Gobierno y deseamos que la comunidad internacional se mantenga firme en sus principios y se niegue a colaborar con un Gobierno que ha dicho no a la paz y la reconciliación", declaró.

Por su parte, la Comisión Europea reiteró que esperará a conocer el "programa" y las "acciones" del nuevo Gobierno palestino antes de decidir si lo apoya y reanuda la ayuda directa a la Autoridad Palestina, que se suspendió tras la llegada de Hamás al Gobierno en enero de 2006.

"Necesitamos estudiar muy cuidadosamente el programa y las acciones del nuevo Gobierno, y por supuesto queremos también consultar con nuestros socios para tomar una decisión sobre si es posible comprometerse gradualmente", declaró la portavoz de Relaciones Exteriores del Ejecutivo comunitario, Emma Udwin.

A la pregunta de si la inclusión de figuras prooccidentales como Salam Fayyad facilitará la normalización de las relaciones con la UE, Udwin recordó que la Comisión ya "trabajó" con Fayyad antes de las elecciones de 2006 "en muchas de las reformas" promovidas para la Autoridad Palestina, pero recalcó que "ello no debe llevar a sacar conclusiones precipitadas de ningún tipo" sobre la política futura de la UE hacia los palestinos.