Crónica O.Próximo.- Al Fatá se hace con 63 escaños del Parlamento mientras Hamás obtiene 58, según la última encuesta

Actualizado 25/01/2006 22:55:30 CET

Abbas instó a la comunidad internacional a ayudar en el restablecimiento de paz con Israel poco después del cierre de las urnas

RAMALÁ, 25 Ene. (EP/AP) -

Los primeros sondeos a pie de urna tras la histórica y muy calmada jornada electoral palestina señalaron que el partido gobernante, Al Fatá, ha logrado el 46,4% de los votos, mientras el grupo Hamás se ha hecho con más de un 39,5%, quedando en segundo lugar, según la última encuesta realizada a pie de urna. Los resultados provisionales se conocerán en un plazo de aproximadamente 24 horas.

Aunque con los votos conseguidos Al Fatá obtendría la mayoría en el Parlamento alcanzando 63 escaños, el Movimiento islámico Hamás se situaría en una posición de nutrido poder justo detrás del partido gobernante con 58, hecho que ya ha levantado polémicas tanto entre los representantes de la formación de Abbas, como entre la comunidad internacional.

El Parlamento palestino está formado por 132 escaños. Los grupos independientes y pequeños partidos se habrían hecho con trece del total de los escaños.

La jornada de las primeras desde hace una década elecciones transcurrió con "tranquilidad y calma", según el líder de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, y los observadores europeos desplazados al lugar de los comicios. Los colegios electorales cerraron sus puertas a las 19 horas de la hora local (18.00 de la hora española), según lo previsto. La Comisión Electoral palestina anunció que la participación en los comicios de hoy se situó en un 77,7 por ciento del censo, una cifra tildada de "muy alta" por la comunidad internacional.

Un total de 1,3 millones de personas estaban autorizadas a depositar su voto para elegir el futuro Parlamento palestino. Según fuentes electorales, la participación en Gaza se situó en 81,7 por ciento, mientras en Cisjordania acudió a las urnas un 77 por ciento de los palestinos residentes. En Jerusalén, unos 3.000 palestinos de los 6.300 votantes autorizados acudieron a las urnas.

Poco después del cierre de los colegios electorales, Abbas urgió a la comunidad internacional a que ayude en el reinicio de las negociaciones entre los palestinos e israelíes."Estamos comenzando una nueva era y llamamos a al comunidad internacional a que nos ayude en el restablecimiento de las conversaciones con los israelíes y en concluir el acuerdo y la implementación de la paz", apostilló.

El líder de Al Fatá calificó la jornada electoral de hoy de histórica y alabó a los palestinos por su respuesta masiva ante las urnas. "Estamos muy contentos de esta fiesta del voto", declaró Abbas tras depositar su papeleta en un colegio electoral en Ramala, Cisjordania.

Según Abbas, conseguir permiso para que los palestinos voten en la disputada Jerusalén ha sido difícil, aunque al final el problema se resolvió con los israelíes. Asimismo, se quejó de las restricciones de desplazamiento israelíes en las carreteras de Cisjordania, pero dijo que los palestinos han superado estas dificultades "para practicar sus derechos sagrados".

Ante la posibilidad de que Hamás entre en el Gobierno, Abbas se declaró hoy dispuesto a retomar las negociaciones de paz con Israel. "Estamos dispuestos a negociar. Somos socios de los israelíes; ellos no pueden elegir quienes son sus socios, pero si quieren un socio palestino, éste existe", declaró a los periodistas.

HAMÁS: "BALAS O VOTOS"

El presidente de la delegación de observadores que el Parlamento Europeo (PE) ha enviado a las elecciones legislativas en Cisjordania y la banda de Gaza, Edward McMillan-Scott, declaró que los grupos radicales islámicos no pueden esperar una legitimación por participar en unas elecciones democráticas y al mismo tiempo "amenazar de muerte y destrucción" a Israel. "Hamas deberá elegir entre las balas o los votos", señaló McMillan.

El grupo militante islámico Hamas ha mantenido durante estos últimos meses el compromiso de cese al fuego, lo que según McMillan es un punto "esperanzador" en unas elecciones que, a su juicio, marcaría un hito para Hamas y para la comunidad internacional. "Hoy en día es evidente que la democracia así como la paz se están extendiendo en la región." declaró el presidente de la delegación de observadores europeos.

"No cabe duda de que la actuación de Hamas en estas elecciones presentó un dilema para Occidente, que ve al grupo como a una organización terrorista. Es más Estados Unidos, la UE y Naciones Unidas declararon que el futuro gabinete de la Autoridad Palestina no debería incluir a nadie que apoyase la violencia o se oponga al derecho de Israelí de vivir en paz y seguridad", añadió el diputado.

TRANQUILIDAD DE LA JORNADA

Observadores españoles que se encuentran entre los más de 300 extranjeros que supervisan las elecciones legislativas palestinas subrayaron hoy la normalidad y tranquilidad con que se desarrolló la jornada electoral en los territorios palestinos y en Jerusalén este.

Para la diputada y ex ministra de Asuntos Exteriores Ana Palacio, el desarrollo de los comicios "es una lección de democracia por parte de los palestinos, que están votando en una circunstancias sin lugar a duda difíciles". Palacio, que forma parte del equipo de observadores enviados por el Centro Carter, visitó esta mañana dos centros electorales en Jerusalén Este y partió después hacia Hebrón, en Cisjordania.

Desde el norte de Cisjordania, el eurodiputado Ignasi Guardans coincidió también en destacar que "todo está funcionando perfectamente".

"Hay una única irregularidad que se repite en todas partes", explicó, aunque no tendrá "impacto" en los resultados. "En todos los centros hay propaganda electoral, y eso no es correcto, no está previsto, pero no tendrá gran impacto en el resultado porque lo están haciendo todos los partidos, reparten folletos, pasquines, ponen música", indicó.

"La impresión, al menos aquí en el norte de Cisjordania, es que está todo tranquilo, sin problemas de seguridad", apuntó Guardans antes del cierre de los colegios electorales.

Por su parte, Palacio afirmó también que sólo se ha producido algún "incidente aislado", y que todo se está desarrollando "ordenadamente y con un espíritu democrático loable".

Además afirmó que hay una "buena cooperación" por parte de las autoridades israelíes y en que en general se está viviendo "ambiente festivo y buen clima".