Crónica Somalia.- Kenia se encargará de reunir a las tropas para la futura misión en Somalia y EEUU aportará 40 millones

Actualizado 05/01/2007 20:37:32 CET

Tropas etíopes y somalíes preparan "la última gran ofensiva" contra los islamistas

NAIROBI/MOGADISCIO, 5 Ene. (EP/AP) -

El ministro de Asuntos Exteriores keniano, Raphael Tuju, ha recibido el encargo del llamado Grupo Internacional de Contacto sobre Somalia, del que forman parte entre otros Estados Unidos y la Unión Europea, de realizar una gira por países africanos con el fin de recabar tropas para la futura fuerza de paz que se prevé desplegar en el país del Cuerno de Africa. Entretanto, sobre el terreno, las tropas gubernamentales y las etíopes se preparan el ataque definitivo contra los islamistas en el norte del país.

Estados Unidos aportará 40 millones de dólares (30 millones de euros) a Somalia en asistencia política, humanitaria y de pacificación, mientras que a otras naciones africanas se les solicitará que envíen tropas para estabilizar el país. La UE además ya anunció que ayudará a financiar la misión de paz, que se prevé tenga unas 8.000 tropas, pero sólo en el caso de que Somalia mantenga negociaciones con todos los sectores de la sociedad somalí.

Tuju será el encargado de viajar por Africa para encontrar tropas para la futura misión de paz. Uganda ya ha ofrecido el envío de 1.000 efectivos. La subsecretaria de Estado norteamericana para Africa, Jendayi Frazer, dijo que espera que las tropas ugandesas estén desplegadas a finales de este mes.

Pese a todo, lo miembros del Grupo de Contacto manifestaron en un comunicado conjunto que "si se quiere que el apoyo internacional sea efectivo, es esencial que se lleve a cabo un proceso de diálogo político y reconciliación, que se comience sin mayores retrasos".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Somalia, Ismael Mohamoud Hurreh, aseguró que su Gobierno está basado en la reconciliación y por lo tanto no ha planeado ningún esfuerzo especial para dialogar con la oposición política y sus críticos.

Tuju aseguró que no será fácil reunir a 8.000 soldados, no porque los jefes de Estado no quieran, sino porque logística y políticamente es difícil el envío de soldados de paz africanos.

Mientras tanto Frazer aseguró que para contribuir a esta misión, 14 de los 40 millones que destinará Estados Unido a Somalia, serán para su mantenimiento, mientras que 10 será para la ayuda al desarrollo. Asimismo confirmó que el Gobierno somalí ha solicitado a Estados Unidos buques de guerra para sellar las fronteras somalíes y asegurar que los sospechosos terroristas internacionales y militantes extranjeros no pueden entrar o salir del país, dijo Frazer.

ULTIMA OFENSIVA

Mientras se discute el futuro de Somalia, las tropas etíopes y somalíes prepararon hoy un fuerte ataque sobre el que, se cree, es el último baluarte de la Unión de los Tribunales Islámicos (UTI), que se halla en la zona de Ras Kamboni, según anunció el ministro de Defensa somalí, el coronel Barre "Hirale" Aden Share, mientras que Al Qaeda mandó también hoy un mensaje a los tribunales en el que les recomienda cómo replicar al ataque.

La coalición etíope-somalí espera que éste sea el golpe de gracia sobre el grupo de resistencia islámica desde que se les expulsara de Mogadiscio a finales de diciembre.

"Usaremos tropas de infantería y aviones de combate", anunció Shire aludiendo a la estrategia de combate. Shire dijo que las milicias, atrincheradas en Ras Kamboni, la zona más septentrional del país, fronteriza con Kenia y de frondosa vegetación, tenían "dos opciones: ahogarse en el mar o luchar y morir".

Navíos de combate de Estados Unidos y británicos patrullan la costa somalí con el objetivo de impedir que los miembros de los tribunales escapen por el mar.

Mientras, el 'número dos' de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, instó hoy a la UTI a través de un mensaje que emboscara y asaltara a las tropas etíopes con minas y ataques suicidas. "Me dirijo hoy hacia vosotros mientras las fuerzas 'cruzadas' etíopes violan el suelo de la Somalia musulmana", expresó Al Zawahiri.

"Tended emboscadas, redadas, colocad minas terrestres y lanzad ataques suicidas hasta que acabéis con ellos como leones y comáis su carroña", añadió Al Zawahiri en su mensaje de audio de más de cinco minutos de duración.

DETENCIÓN DE DIPUTADOS

Por otra parte, al menos cuatro diputados somalíes, entre ellos una mujer, todos ellos contrarios a la presencia de tropas etíopes en Somalia, fueron detenidos por la Policía en Nairobi y trasladados a la oficina central de inmigración, según informa la agencia misionera MISNA.

Las detenciones se produjeron mientras el presidente somalí, Abdullahi Yusuf, se encontraba en la capital keniana para participar en la reunión del llamado Grupo de Contacto Internacional para Somalia.

Los cuatro fueron detenidos en un hotel de Nairobi en el que suelen alojarse los parlamentarios somalíes. Todos ellos formaron parte de una delegación encabezada por el presidente del Parlamento, Sharif Hassan Sheij Aden, que en noviembre se reunieron en Mogadiscio con representantes de los Tribunales Islámicos en un intento por relanzar el diálogo.

Según indicó un diputado somalí en Nairobi a MISNA, hay una lista de 26 diputados de las que las autoridades somalíes o más concretamente el presidente Yusuf han pedido su detención porque se considera que están próximos a los rebeldes islamistas o son contrarios a la presencia de tropas etíopes en Somalia.

Y para demostrar sus intenciones de reconciliación, el primer ministro somalí, Ali Mohammed Gedi, pidió nuevamente a los miembros de la Unión de los Tribunales Islámicos (UTI) que permanecen en la capital que abandonen sus armas y cooperen así con la misión de desarme que el Gobierno lanzará el domingo por todo el país, según el portal de noticias en internet Somalinet.

A pesar de que el plazo dado por el primer ministro perecía hoy, Gedi dio una nueva oportunidad para facilitar el desarme de los cientos de islamistas que continúan en Mogadiscio.

"Vosotros podéis trabajar para alcanzar la paz en el país y eliminar la anarquía en que está sumido", anunció Gedi tras una reunión con altos oficiales militares, quien también expresó su compromiso con los islamistas que se entreguen: "Mi Gobierno promete hacer mucho por las antiguas fuerzas nacionales".

El mensaje reconciliador de Gedi también intentó apaciguar la animadversión entre los islamistas y los miembros del Ejército etíope que han ayudado al somalí en la reducción de la capacidad de influencia de los tribunales. "Los hombres luchan y más tarde pueden reconciliarse, de modo que vosotros deberíais dejar a un lado lo que pertenece al pasado", declaró el primer ministro.